Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una familia es evacuada en bote tras resultar afectada por la tormenta tropical Harvey en Houston, EEUU, ago 30, 2017. REUTERS/Rick Wilking

(reuters_tickers)

Por Emily Flitter y Richard Valdmanis

LAKE CHARLES/HOUSTON (Reuters) - Los restos de Harvey vertían lluvias el jueves sobre el norte de Luisiana en su paso hacia el interior de Estados Unidos, mientras los cuerpos de rescate buscaban sobrevivientes o más víctimas en Houston y la costa de Texas.

El paso de Harvey dejó al menos 35 muertos y la explosión de una planta química, lo que amenaza con más problemas a futuro para los habitantes de Texas y Luisiana.

La cifra de fallecidos seguía creciendo a medida que se encontraban más cuerpos en las aguas que bajaban. Desde el viernes, cuando Harvey tocó tierra como el huracán más poderoso que golpea al estado de Texas en medio siglo, unas 32.000 personas han debido refugiarse en albergues.

Se reportaron dos explosiones en una planta química que se inundó en Crosby, Texas, a 48 kilómetros al noreste de Houston. La planta de Arkema SA había perdido energía por la tormenta, lo que provocó que los peróxidos orgánicos almacenados se calentaran. La empresa pidió a las personas que se mantuvieran alejadas de la zona.

Las autoridades realizaron una evacuación a un radio de 2,4 kilómetros del lugar. "El humo es increíblemente peligroso", dijo Brock Long, de la Agencia Federal de Manejo de Emergencia (FEMA).

La tormenta fue degradada a depresión tropical. Harvey estaba a unos 24 kilómetros al sur de Monroe, Luisiana, con vientos máximos sostenidos de 48 kilómetros por hora.

Las lluvias de la tormenta provocaron los mayores estragos a lo largo de la costa del Golfo de México y el Servicio Meteorológico Nacional advirtió que podrían caer hasta 254 milímetros de lluvia en algunas zonas de Misisipí, Tennessee y Kentucky.

SIGUEN LOS RESCATES

Las autoridades federales han rescatado a 10.000 personas desde casas inundadas y destacaron que la búsqueda de sobrevivientes continuaría, destacó Brock.

El Departamento de Bomberos de Houston comenzó una búsqueda cuadra por cuadra para rescatar sobrevivientes y recuperar cuerpos, dijo el jefe adjunto del cuerpo, Richard Mann.

Cerca de 762 milímetros de lluvia cayeron en el área de Port Arthur, Texas, una ciudad de 55.000 habitantes a 160 kilómetros al este de Houston. "Toda nuestra ciudad está bajo el agua", dijo el alcalde de Port Arthur, Derrick Foreman, en una publicación en la que mostró su casa inundada.

Las inundaciones obligaron al cierre de la mayor refinería petrolera del país en Port Arthur. Los problemas en la infraestructura han llevado a que se disparen los precios de la gasolina y a una alteración en el suministro global de combustible.

El Departamento de Energía anunció que liberará 500.000 barriles de crudo de sus reservas estratégicas, en respuesta a los efectos de Harvey, en la primera medida de este tipo desde 2012.

Moody's Analytics calcula que el costo económico de Harvey para el sudeste de Texas será de entre 51.000 millones a 75.000 millones de dólares, una de las tormentas más dañinas en la historia de Estados Unidos.

El área afectada es mayor que la zona en la que el huracán Katrina causó estragos en 2015, provocando la muerte de más de 1.800 personas en Nueva Orleans y que el daño por la supertormenta Sandy, en la que murieron 132 personas en Nueva York y Nueva Jersey, según Greg Abbott, gobernador de Texas.

(Reporte adicional de Richard Valdmanis, Mica Rosenberg, Marianna Parraga, Gary McWilliams, Ernest Scheyder, Erwin Seba, Ruthy Munoz, Peter Henderson y Andy Sullivan en Houston, David Gaffen y Christine Prentice en Nueva York, Jon Herskovitz en Austin, Texas, y Brendan O'Brien en Milwaukee; escrito por Scott Malone y Jon Herskovitz; Editado en español por Carlos Aliaga/Janisse Huambachano/Javier Leira)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters