Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

RÍO DE JANEIRO (Reuters) - Un hombre armado irrumpió en una fiesta familiar el sábado por la noche y mató al menos a 11 personas antes de suicidarse durante las celebraciones de Año Nuevo en la ciudad de Campinas, en el sureste de Brasil.

La policía del estado de Sao Paulo dijo que el agresor, identificado como Sidnei Ramis de Araújo, de 46 años, habría estado molesto por la separación de su ex esposa, Isamara Filier, 41, y su hijo João Victor.

Otras tres personas permanecían hospitalizadas, dijo la policía, mientras que cuatro salieron ilesas del ataque, entre ellas una que había asistido a la fiesta y pudo esconderse en un baño y llamó a la policía cuando comenzaron los disparos.

Los sobrevivientes dijeron, según un portavoz de la policía, que justo antes de la medianoche el atacante salto una cerca que rodea a la vivienda, irrumpió por la puerta y comenzó a disparar mientras increpaba a Filier por llevarse al hijo de ambos.

Un vecino entrevistado por la red de televisión Globo declaró que él y su familia escucharon disparos unos 15 minutos antes de medianoche pero pensaron que eran fuegos artificiales, hasta que uno de los heridos corrió hacia su vivienda, sangrando y pidiendo ayuda.

La policía dijo que Araújo, que según medios locales trabajaba como técnico laboratorista, usó una pistola 9 mm y llevaba munición extra, un cuchillo y explosivos que no especificaron pero que no fueron utilizados durante el ataque.

Los investigadores están analizando los explosivos y un teléfono celular y una grabadora encontrados en un automóvil estacionado fuera de la vivienda, para determinar si Araújo dejó alguna clase de mensaje sobre el ataque.

Campinas, ciudad industrial y universitaria de poco más de un millón de habitantes, se ubica a unos 100 kilómetros al noroeste de Sao Paulo, la mayor metrópolis de Brasil.

(Reporte de Paulo Prada; editado en español por Janisse Huambachano)

Reuters