Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Palmeras doblándose por la fuerza del viento antes de la llegada del huracán Irma a Caibarién, Cuba, 8 de septiembre de 2017. REUTERS/Alexandre Meneghini

(reuters_tickers)

(Reuters) - El huracán Irma se debilitó levemente el sábado en su paso por la costa norte de Cuba, mientras que en Florida, Estados Unidos, se ordenó la evacuación de millones de residentes luego que el fenómeno provocó la muerte de 21 personas en el Caribe oriental, dejando detrás un catastrófico rastro de destrucción.

Degradada a Categoría 4, Irma sacudió el archipiélago de Camagüey con vientos de 250 kilómetros por hora a primera hora del sábado, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH). El huracán ha oscilado entre Categoría 4 y Categoría 5, siendo esta última el nivel más alto en la clasificación para las tormentas.

Se espera que Irma, una de las tormentas más poderosas en el Atlántico en un siglo, toque Florida la mañana del domingo, con daños por vientos e inundaciones al cuarto estado más poblado de Estados Unidos. Provocaría olas de hasta dos metros en zonas de la costa norte de Cuba y el centro y noroeste de Bahamas.

La tormenta se ubicaba a unos 365 kilómetros al sur de Miami, con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, informó el CNH en su último boletín. El pronóstico es que Irma se fortalezca mientras se aleja de Cuba y que siga siendo un huracán poderoso en su paso hacia Florida.

Mares agitados, cielos grises, lluvia, palmeras combadas, olas gigantescas que se estrellaban contra los rompeolas y líneas eléctricas derribadas ocupaban el noticiario vespertino de la televisión pública mientras Irma se disponía a impactar en la provincia de Ciego de Ávila alrededor de la medianoche.

Los meteorólogos advirtieron que el sábado por la mañana seguramente se verían escenas de mayor devastación con Irma abriéndose paso por la costa norte hacia el este por las provincias de Sancti Spíritus y Villa Clara, donde se espera que vire al norte hacia Florida.

EL HURACÁN JOSÉ ALCANZA LA CATEGORÍA 4

La llegada de Irma a Estados Unidos se produce a dos semanas de que el huracán Harvey provocó la muerte de unas 60 personas y daños por hasta 180.000 millones de dólares en Texas y Luisiana. [nL2N1LK0FU]

En su camino desde el este, Irma devastó islas del noreste del Caribe como Barbuda, San Martín y las Islas Vírgenes. Pero ahora, los residentes de estas zonas también enfrentan la amenaza de otra tormenta mayor, el huracán José, que pese a que se ha debilitado un poco sigue siendo un huracán Categoría 4.

Con la tormenta en dirección a Estados Unidos, los responsables ordenaban una evacuación histórica en Florida que se ha complicado con atascos en autopistas, escasez de combustible y dificultades para desplazar a las personas de mayor edad.

"Se nos está agotando el tiempo. Si usted está en una zona de evacuación, debe salir ahora. Esta es una tormenta catastrófica como nuestro estado nunca antes ha visto", dijo a periodistas el gobernador de Florida, Rick Scott, agregando que los efectos del ciclón se sentirían en toda la costa del estado.

Un total de 5,6 millones de personas, o un 25 por ciento de la población de Florida, recibió órdenes de evacuación, según la división de la agencia de emergencias en este estado.

Estados Unidos sólo ha sufrido tres tormentas categoría 5 desde 1851 e Irma es mucho más poderosa que la última de 1992, el huracán Andrés, según la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas inglesas).[nL2N1LP0QA]

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que Irma es una tormenta "de potencial destructivo histórico" y pidió a la población que haga caso a las recomendaciones de las autoridades. En Palm Beach, la propiedad Mar-a-Lago del presidente también recibió la orden de evacuación.[nL2N1LP11M]

(Reporte adicional de Makini Brice en Cabo Haitiano, Haití; Delana Isles en Providenciales, Turcas y Caicos, Sarah Marsh en Caibarién, Cuba, Bernie Woodall en Ft. Lauderdale, Florida, Ben Gruber y Andy Sullivan en Miami, Bate Felix, Richard Lough y Dominique Vidalon en París, Toby Sterling en Ámsterdam y Neil Hartnell en Nassau, Bahamas; escrito por Brendan O'Brien en Milwaukee; Editado en español por Jose Elías Rodríguez/Janisse Huambachano)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters