Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La inflación de los precios a la producción en China se mantuvo sin cambios en junio y siguió lejos de los altos niveles vistos previamente en el año, en medio de un exceso persistente de la oferta en el sector siderúrgico. En esta imagen de archivo, humo y vapor surgen desde una fábrica de un polígono industrial en la provincia de Hebei, el 22 de febrero de 2017. REUTERS/Thomas Peter

(reuters_tickers)

Por Sue-Lin Wong

PEKÍN (Reuters) - La inflación de los precios a la producción en China se mantuvo sin cambios en junio y siguió lejos de los altos niveles vistos previamente en el año, en medio de un exceso persistente de la oferta en el sector siderúrgico.

El índice de precios al productor (PPI) de China subió un 5,5 por ciento en junio respecto al mismo mes del año anterior, dijo el lunes la Oficina Nacional de Estadísticas. Esto se ubicó en línea con las previsiones de analistas y sin cambios desde el mes previo.

Los precios de las materias primas en China están experimentando una recuperación modesta, gracias a un fortalecimiento de los valores de los futuros en las últimas semanas, luego de que sufrieron un golpe por un enfriamiento más amplio de la actividad económica desde marzo.

Los precios al consumidor de China crecieron un 1,5 por ciento de junio en una tasa interanual, en línea con las expectativas del mercado y la lectura de mayo, dijo la Oficina Nacional de Estadísticas, luego de que los valores de los alimentos continuaron declinando, aunque a un ritmo más lento.

Hay cierta preocupación entre los analistas de que las presiones sobre los precios podrían debilitarse durante el resto del año, a medida que los fundamentos económicos se suavicen.

"El resultado es que, habiendo disminuido en los meses anteriores, las presiones sobre los precios parecen haberse estabilizado en junio", escribió en una nota Julian Evans-Pritchard de Capital Economics en Singapur.

"Sin embargo, con una desaceleración de la expansión del crédito que probablemente afectará a la actividad económica en los próximos trimestres, pensamos que, aparte de la volatilidad de los precios de los alimentos, la inflación aún tiene que espacio adicional para ralentizarse", agregó.

(Reporte de Sue-Lin Wong. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters