Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, observa desde un helicóptero daños producidos por deslaves e inundaciones en Trujillo, en el norte de Perú. 21 de marzo de 2017. Luis Guillen/Presidencia del Perú/vía REUTERS.

(reuters_tickers)

LIMA (Reuters) - El Gobierno de Perú aceleró el martes la entrega de ayuda humanitaria a las zonas inundadas por el desborde de ríos como consecuencia de las fuertes lluvias que azotan al país, que han dejado más de medio millón de personas afectadas y podrían intensificarse en los próximos días.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski sobrevoló en helicóptero las regiones más afectadas y dijo que el objetivo primordial del Gobierno es la reapertura de la carretera que une el norte con el centro del país.

"Aquí la prioridad es abrir la (carretera) Panamericana, porque sin la Panamericana es como si no hubiera sangre en el cuerpo, no funciona, es el oxígeno del país", dijo Kuczynski a periodistas durante una visita de coordinación a la norteña ciudad de Trujillo, que está prácticamente aislada tras el derrumbe del puente Virú el fin de semana.

La caída de este puente por las lluvias -que se deben al fenómeno climático "Niño Costero" provocado por un calentamiento del mar del Pacífico mayor a lo esperado en las costas de Perú y Ecuador- cortó la llegada de ayuda humanitaria e impide que la población se desplace. [nL2N1GU1TJ]

Según el último reporte oficial de daños, dado a conocer el lunes en la noche, 78 personas han muerto, 165.000 viviendas han quedado inhabitables o afectadas, 6.700 kilómetros de carreteras y 175 puentes fueron destruidos desde que comenzó la temporada de lluvias en diciembre.

"Estoy seguro que de aquí a algún tiempo, no se cuándo, esto va a pasar, pero también estoy seguro que va a volver porque estamos en medio del cambio climático y el calentamiento global y eso es completamente impredecible", dijo Kuczynski.

En tanto, el primer ministro, Fernando Zavala, advirtió que la situación podría complicarse en los próximos días, mientras persisten problemas de suministro de agua potable en varias partes del país, incluyendo a la capital Lima, y los cortes del transporte que ya afectan al sector minero. [nL2N1GY0RZ]

"En los próximos días todavía mantenemos escenarios con fuertes lluvias que muy probablemente generarán huaicos e inundaciones. Así que seguimos pidiéndole a la población mantenerse a buen recaudo, seguir las instrucciones de las autoridades y usar responsablemente el agua", dijo Zavala.

(Reporte de Marco Aquino. Editado por Javier Leira)

Reuters