Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo. Paul Manafort, exjefe de la campaña presidencial de Donald Trump, durante una mesa redonda sobre seguridad en la Trump Tower, Nueva York, EEUU, 17 agosto 2016. REUTERS/Carlo Allegri/Imagen de archivo

(reuters_tickers)

Por Julia Edwards Ainsley y John Walcott

WASHINGTON (Reuters) - Investigadores estadounidenses que ven acusaciones de lavado de dinero contra Paul Manafort, exjefe de campaña de Donald Trump, esperan persuadirlo de cooperar con la pesquisa sobre una presunta colusión entre la campaña del líder estadounidense y Rusia, dijeron dos fuentes con conocimiento directo del tema.

El equipo del fiscal especial Robert Mueller está revisando los registros financieros y de bienes raíces de Manafort en Nueva York y también su participación en la política de Ucrania, dijeron las fuentes.

Entre 2006 y 2013, Manafort compró tres sitios en Nueva York, una de ellas en la Trump Tower, que pagó íntegramente para luego tomar hipotecas contra ellas, maniobra que según un exfuncionario de ejecución legal se usa mucho para ocultar el origen de fondos obtenidos de forma ilegal. Reuters no tiene evidencia independiente de que eso fuera lo que hizo Manafort.

Las fuentes no quisieron decir si Mueller había encontrado evidencias para los cargos de lavado de dinero. Pero sí señalaron que los investigadores consideran vital comprobar esas acusaciones para conseguir que Manafort coopere en la pesquisa.

Manafort participó en una reunión entre Donald Trump Jr. -hijo del presidente-, Jared Kushner -asesor y yerno de Trump- y la abogada rusa Natalia Veselnitskaya en junio de 2016. La abogada ofreció información sobre la demócrata Hillary Clinton, rival de Trump en la elección de noviembre pasado.

Mueller pidió a la Casa Blanca que conserve registros sobre esa cita. Su equipo está revisando la comunicación entre funcionarios rusos y gente cercana a Trump durante y después de la elección, dentro de una investigación sobre si el Kremlin trató de ayudar a Trump a llegar a la Casa Blanca.

Manafort tomó la dirección de la campaña de Trump en junio de 2016, pero renunció dos meses después luego de reportes sobre sus relaciones de negocios con el ex líder ucraniano, Viktor Yanukovich, quien era apoyado por Moscú.

(Escrito por Julia Ainsley; Editado en español por Janisse Huambachano)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters