Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, opositores al presidente iraní Hassan Rouhani protestan ante la embajada de Irán en Londres, el 31 de diciembre de 2017. REUTERS/Eddie Keogh

(reuters_tickers)

Por Parisa Hafezi

ANKARA (Reuters) - Decenas de miles de seguidores del gobierno se manifestaron por todo Irán el viernes, jurando fidelidad a la cúpula dirigente clerical y acusando a Estados Unidos de instigar las mayores protestas antigubernamentales en casi una década, reportó la televisión estatal.

El líder de la oración del viernes en Teherán pidió a las autoridades que se ocupen "firmemente" de los responsables del inicio de las protestas, que duran ya cerca de una semana y han dejado un saldo hasta el momento de al menos 22 muertos y más de 1.000 arrestados, según funcionarios iraníes.

"Siguiendo la clemencia islámica, habría que ocuparse de esos iraníes ordinarios que fueron engañados por esos manifestantes apoyados por Estados Unidos", afirmó el clérigo Ahmad Jatami a los fieles en la Universidad de Teherán, reportó la TV. Asimismo, pidió al gobierno que "preste más atención a los problemas económicos de la gente".

Las manifestaciones antigubernamentales estallaron el 28 de diciembre en la ciudad sagrada chií de Mashhad, después de que el gobierno anunció planes de subir los precios de los combustibles y poner fin a una entrega mensual de dinero a los iraníes de menores ingresos.

Las protestas se extendieron a más de 80 ciudades y pueblos, protagonizadas por miles de jóvenes y trabajadores molestos con la corrupción, el desempleo y una brecha cada vez más profunda entre ricos y pobres.

Las autoridades no han presentado pruebas que respalden las acusaciones de implicación estadounidense en las protestas, que carecen de un líder unificador.

Residentes contactados por Reuters en varias ciudades dijeron que las protestas mostraron señales de estar cediendo desde el jueves, después de que la cúpula dirigente intensificó su ofensiva contra los manifestantes con el envío de la Guardia Revolucionaria a varias provincias.

En las movilizaciones del viernes, los manifestantes coreaban "Muerte a Estados Unidos" y "Muerte a Israel", portando fotografías de la máxima autoridad del país, el Líder Supremo Ayatolá Ali Jamenei, y ondeando banderas iraníes. Imágenes televisivas mostraron a gente coreando "Apoyamos al imán Jamenei (...) No le dejaremos solo en este combate contra sus enemigos".

En tanto, una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir las protestas generó críticas contra Estados Unidos, que la había convocado, ya que los miembros del cuerpo dijeron que lo ocurrido es un asunto interno de la república islámica.

El embajador francés ante la ONU señaló que las protestas no amenazan la paz o la seguridad internacional, mientras que el representante de China sostuvo que llevar el tema al Consejo de Seguridad "no ayuda a resolver esa cuestión interna".

(Editado en español por Carlos Serrano y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters