Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen del lanzamiento de un misil balístico de Irán durante un prueba realizada posiblemente en marzo del 2016 en una ubicación desconocida. REUTERS/Mahmood Hosseini/TIMA . ATENCIÓN EDITORES: LA FOTO FUE PROVISTA POR UNA TERCERA PARTE Y REUTERS NO PUEDE VERIFICAR SU AUTENTICIDAD, CONTENIDO, UBICACIÓN O FECHA. El ministro de Defensa de Irán confirmó el miércoles que la república islámica probó un nuevo misil, aunque sostuvo que la prueba no constituye una violación del acuerdo nuclear que firmó el país con las potencias mundiales ni de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que respaldó el pacto.

(reuters_tickers)

Por Bozorgmehr Sharafedin

DUBÁI (Reuters) - El ministro de Defensa de Irán confirmó el miércoles que la república islámica probó un nuevo misil, aunque sostuvo que la prueba no constituye una violación del acuerdo nuclear que firmó el país con las potencias mundiales ni de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que respaldó el pacto.

Irán ha probado numerosos misiles balísticos desde la firma del acuerdo nuclear en el 2015, pero esta es la primera vez que lo hace desde que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos.

El mandatario republicano dijo durante su campaña electoral que buscaría detener el programa de misiles de Teherán.

"La reciente prueba se realizó en concordancia con nuestros planes y no permitiremos que extranjeros interfieran en nuestros asuntos de defensa", dijo el ministro de Defensa de Irán, Hossein Dehghan, citado por la agencia de noticias Tasnim.

"La prueba no viola el acuerdo nuclear ni la resolución 2231 (de Naciones Unidas)", añadió.

Un funcionario estadounidense dijo el lunes que Irán había probado el domingo un misil balístico de medio alcance que explotó tras desplazarse 1.010 kilómetros.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, no confirmó ni negó la información del funcionario en Washington, pero dijo el martes que Teherán nunca utilizaría sus misiles balísticos para atacar a otra nación.

La resolución del Consejo de Seguridad, adoptada tras el acuerdo para refrenar las actividades nucleares de Irán, hace un llamado a la república islámica para que evite el desarrollo de misiles balísticos diseñados para transportar armas atómicas. Críticos dicen que la retórica del documento no obliga a Teherán a cumplir con las recomendaciones.

Irán insiste en que no ha llevado cabo trabajos en misiles específicamente diseñados para transportar ojivas nucleares.

(Reporte de Bozorgmehr Sharafedin. Editado en español por Patricio Abusleme y Marion Giraldo)

Reuters