Navigation

Israel arresta a seis sospechosos judíos por muerte de adolescente palestino

En la imagen, un palestino arroja piedras contra policías israelíes durante enfrentamientos tras oraciones en el primer día del mes sagrado musulmán de Ramadán, el 4 de julio de 2014, en un suburbio de Jerusalén. Israel arrestó a seis judíos sospechosos por el secuestro y asesinato de un joven palestino cuyo fallecimiento desencadenó violentas protestas en Jerusalén y en otras ciudades árabes dentro del Estado judío, dijo el domingo una fuente de seguridad. REUTERS/Ammar Awad (JERUSALEM - Tags: POLITICS CIVIL UNREST) - RTR3X594 reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 06 julio 2014 - 16:58

Por Jeffrey Heller

JERUSALÉN (Reuters) - Israel arrestó a seis judíos sospechosos por el secuestro y asesinato de un joven palestino cuyo fallecimiento desencadenó violentas protestas en Jerusalén y en otras ciudades árabes dentro del Estado judío, dijo el domingo una fuente de seguridad.

Con la tensión muy alta en la región de la frontera de Gaza, Israel dijo el domingo que realizó ataques aéreos contra 10 sitios del enclave palestino en respuesta a constantes ataques con cohetes contra poblados en el sur de Israel.

Sin embargo, el primer ministro judío, Benjamin Netanyahu, dijo que no era inminente acción israelí más amplia.

El asesinato de Mohammed Abu Khudair, un adolescente palestino de 16 años que fue quemado vivo, y la matanza previa de tres adolescentes israelíes secuestrados en Cisjordania han llevado a las relaciones entre palestinos e israelíes a su menor punto desde el quiebre en abril de las conversaciones de paz respaldadas por Estados Unidos.

La fuente de seguridad no dio detalles sobre los sospechosos arrestados en el marco de la investigación sobre el secuestro y muerte de Abu Khudair, además de decir que eran judíos y que la policía ve "motivos nacionalistas" en el caso.

El portavoz de la policía Micky Rosenfeld afirmó que se había impuesto una orden de no dar a conocer más detalles del caso y sólo dijo que la policía había "arrestado a varios judíos sospechosos que realizaron la matanza".

La agencia de seguridad israelí Shin Bet dijo que los sospechosos estaban siendo interrogados en una de sus instalaciones.

El cuerpo calcinado de Abu Khudair fue descubierto el miércoles en un bosque de Jerusalén. Los palestinos creen que fue víctima de judíos de extrema derecha que buscaron vengarse por la muerte de tres jóvenes israelíes que desaparecieron en la ocupada Cisjordania el 12 de junio y cuyos cadáveres aparecieron el lunes.

Israel culpa al grupo militante islámico Hamas por el secuestro y asesinato de Naftali Fraenkel y Gil-Ad Shaer, ambos de 16 años, y de Eyal Yifrahde, de 19 años.

Las protestas en Gaza comenzaron a mediados de junio, cuando Israel comenzó la búsqueda de los jóvenes en Cisjordania y detuvo a miembros de Hamas.

Hamas no ha confirmado ni negado su involucramiento en los asesinatos.

CAUTELA DE NETANYAHU

En declaraciones a su gabinete el domingo, Netanyahu prometió "hacer lo que sea necesario" para restablecer la calma en las comunidades del sur de Israel que han sido objeto de ataques con cohetes desde la Franja de Gaza, donde Hamas es la fuerza dominante.

Pero también advirtió en contra de apresurarse a una confrontación abierta con el grupo, cuyo arsenal incluye cohetes de largo alcance que pueden alcanzar territorio israelí y su capital financiera, Tel Aviv.

"La experiencia muestra que en momentos como este uno debe actuar de forma responsable y equilibrada y no apresuradamente", dijo Netanyahu a su gabinete.

Israel reforzó el jueves sus fuerzas terrestres a lo largo de la frontera con Gaza, un despliegue considerado como un mensaje a los grupos palestinos de que una invasión es una opción si no detienen el lanzamiento de cohetes.

Egipto, un país vecino, ha tratado de mediar en el conflicto.

Jerusalén Este Oriental y otras comunidades árabes estaban en calma el domingo después de que los palestinos se enfrentaron a la policía israelí en los últimos días por la muerte de Khudair.

El palestino-estadounidense Tariq Khdeir, de 15 años y primo de Khudair, fue detenido por la policía fronteriza israelí durante una protesta el jueves en Jerusalén Este y su familia dijo que fue brutalmente golpeado.

Un tribunal israelí ordenó el domingo su salida de la cárcel y decretó su arresto domiciliario durante nueve días. Su madre dijo que la familia planeaba volver a Tampa, Florida, el 16 de julio.

Estados Unidos ha pedido una investigación, y el Ministerio de Justicia de Israel dijo que la oficina de asuntos internos de la policía estaba estudiando el incidente.

En Ramallah, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, dijo que envió un mensaje al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instando a la creación de un comité internacional de investigación de "crímenes de terror" llevados a cabo contra su pueblo.

(Reporte adicional de Ori Lewis en Jerusalén y Nidal al-Mughrabi en Gaza. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.