Reuters internacional

En la imagen, una señal de tráfico en dirección a Homs y al aeropuertos en Damasco, Siria, el 7 de abril de 2017. Fuentes de los rebeldes sirios y de la inteligencia dijeron que Israel atacó el jueves un depósito de armas operado por el grupo libanés Hezbolá cerca del aeropuerto de Damasco, adonde se envían armas desde Teherán de forma habitual con aviones de carga comerciales y militares. REUTERS/Omar Sanadiki

(reuters_tickers)

Por Suleiman Al-Khalidi y Angus McDowall

AMÁN/BEIRUT (Reuters) - Fuentes de los rebeldes sirios y de la inteligencia dijeron que Israel atacó el jueves un depósito de armas operado por el grupo libanés Hezbolá cerca del aeropuerto de Damasco, adonde se envían armas desde Teherán de forma habitual con aviones de carga comerciales y militares.

Videos transmitidos por la televisión libanesa y compartidos en redes sociales mostraron los ataques aéreos antes del amanecer que provocaron un incendio alrededor del aeropuerto al este de Damasco, lo que sugiere que impactaron a fuentes de combustible o armas con explosivos.

Medios estatales sirios dijeron que misiles israelíes impactaron una posición militar al sudoeste del aeropuerto, pero no mencionaron armas ni combustibles. Agregaron que una "agresión israelí" había provocado explosiones y algunas pérdidas materiales, pero no detalló los daños.

Usualmente Israel no comenta sobre sus acciones en Siria, pero el ministro israelí de Servicios de Inteligencia, Israel Katz, en declaraciones a la radio del Ejército israelí desde Estados Unidos, pareció confirmar el involucramiento de su país.

"El incidente en Siria se corresponde completamente con la política de Israel de actuar para impedir el tráfico iraní de armamento avanzado a través Siria para Hezbolá", afirmó.

Dos fuentes rebeldes en el área de Damasco, citando a observadores en la parte este de los alrededores de la capital siria, dijeron que cinco ataques alcanzaron un depósito de municiones usado por las milicias respaldadas por Irán.

La televisión libanesa al-Manar, ligada a Hezbolá, afirmó que los primeros indicios sugerían que los ataques alcanzaron almacenes y tanques de combustible y que no había víctimas fatales.

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, es apoyado en la guerra civil del país, que ya dura seis años, por Rusia, Irán y milicias regionales chiíes incluida Hezbolá, un aliado de Teherán y enemigo de Israel.

(Reporte adicional de Luke Baker en Jerusalén y Omar Fahmy en El Cairo; escrito por Luke Baker. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

Reuters

 Reuters internacional