Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de un hombre palestino montando un burro cerca del asentamiento israelí de Maale Adumim, en Cisjordania. 28 de diciembre 2016.Israel anunció el martes planes para la construcción de 2.500 nuevas viviendas en los asentamientos de la ocupada Cisjordania, la segunda declaración de este tipo desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, asumió el cargo señalando que sería menos crítico con estos proyectos que su predecesor. REUTERS/Baz Ratner/File photo

(reuters_tickers)

Por Ori Lewis

JERUSALÉN (Reuters) - Israel anunció el martes planes para la construcción de 2.500 nuevas viviendas en los asentamientos de la ocupada Cisjordania, la segunda declaración de este tipo desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, asumió el cargo señalando que sería menos crítico con estos proyectos que su predecesor.

Un comunicado del Ministerio de Defensa, que administra las tierras que Israel capturó en la guerra de 1967, dijo que la decisión se tomó para cubrir la demanda por nuevas viviendas "para mantener la vida diaria común".

La mayoría de las construcciones, dijo, serán en bloques de asentamientos ya existentes que Israel pretende mantener bajo cualquier acuerdo de paz con los palestinos. Sin embargo, un desglose divulgado por la oficina del primer ministro mostró que grandes partes de las viviendas planeadas estarán fuera de esos bloques.

Unos 350.000 colonos viven en Cisjordania y otros 200.000 en Jerusalén Oriental, que Israel capturó en la guerra de 1967. Más allá de los bloques importantes, la mayoría de los cuales se ubican cerca de la frontera con Israel, existen más de 100 asentamientos de menor tamaño desperdigados por las colinas de Cisjordania.

Nabil Abu Rdainah, portavoz del presidente palestino, Mahmoud Abbas, condenó el anuncio israelí y dijo que tendría "consecuencias".

"La decisión dificultará cualquier intento por restablecer la seguridad y la estabilidad, fortalecerá al extremismo y el terrorismo y pondrá obstáculos en el camino de cualquier esfuerzo para comenzar un proceso de paz que llevará seguridad y paz", afirmó.

Los palestinos quieren que Cisjordania y la Franja de Gaza, de la que tropas israelíes y colonos se retiraron en 2005, sean parte de un estado independiente, con su capital en Jerusalén Oriental. La mayoría de los países consideran como ilegales los asentamientos y un obstáculo para la paz entre ambos ya que reducen y dividen en pequeñas partes el territorio que los palestinos necesitan para un estado viable.

Durante la campaña electoral de Estados Unidos, Trump indicó que no se opondría, como lo hizo el ex presidente Barack Obama, a la construcción de asentamientos, una posición celebrada por el gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu.

(Reporte adicional de Maayan Lubell en Jerusalén y Nidal al-Mughrabi en Gaza, escrito por Ori Lewis, editado en español por Patricia Avila)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters