Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de las fuerzas iraquíes se reúnen durante una batalla con los militantes del Estado Islámico en el distrito de Mithaq, al este de Mosul, Irak. 5 de enero 2017. El jefe de las fuerzas especiales de Irak dijo el miércoles que sus tropas habían recapturado todas las zonas del este de Mosul que estaban en poder de Estado Islámico, lo que hace que casi toda el área oriental de la ciudad esté ahora bajo el control militar iraquí. REUTERS/Khalid al Mousily

(reuters_tickers)

Por Isabel Coles

BARTELLA, Irak (Reuters) - Fuerzas de élite iraquíes expulsaron a insurgentes del grupo yihadista Estado Islámico de todos los distritos del este de Mosul que se les encomendó recapturar, dijo el miércoles su comandante, con lo que el Gobierno recuperó el control de casi toda la mitad oriental de la ciudad.

El teniente general Talib Shaghati afirmó que los Servicios Contra el Terrorismo, que han liderado la ofensiva de tres meses contra Estado Islámico en la ciudad del norte de Irak, capturaron la ribera oriental del río Tigris.

No obstante, unidades militares están luchando contra el grupo radical en varios distritos del noreste, donde los militantes permanecen refugiados, dijo el Ejército en un comunicado.

"Hoy celebramos (...) la liberación de la ribera oriental en Mosul", declaró Shaghati a periodistas en la ciudad cercana de Bartella.

El comandante militar dijo que recapturar la mitad occidental de Mosul, que aún está bajo el completo control de los yihadistas, sería una tarea más fácil. Previamente, oficiales habían dicho que la ribera occidental del río Tigris, más densamente poblada, podría presentar desafíos militares adicionales.

El éxito de la operación llevó al primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, a decir que la victoria estaba cerca.

"La promesa de liberación final y de victoria total en Mosul está cerca de concretarse", comentó Abadi a través de un comunicado. "Ahora se trabaja en liberar lo que queda de los bosques y palacios (a lo largo de la ribera oriental) y pocas áreas" donde aún se refugia Estado Islámico.

Si la campaña respaldada por Estados Unidos tiene éxito, probablemente significará el fin en Irak del autoinstaurado califato del grupo yihadista, que también se extiende en la vecina Siria.

(Editado en español por Rodrigo Charme/Patricio Abusleme)

Reuters