Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Seguridad Interior, John Kelly (al fondo en la imagen), observando al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una reunión en la Casa Blanca en Washington, ene 31, 2017. El secretario de Seguridad Interior, John Kelly, dijo el martes a un panel del Congreso en Washington que espera que el muro en la frontera entre Estados Unidos y México esté "bien avanzado" dentro de los próximos dos años. REUTERS/Kevin Lamarque

(reuters_tickers)

Por Julia Edwards Ainsley

WASHINGTON (Reuters) - El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, moderó el martes algunas de las promesas del presidente Donald Trump de limitar la inmigración ilegal cuando intervino ante un panel del Congreso, donde dijo que el muro en la frontera entre Estados Unidos y México puede incluir cercas y no cubrir todo el límite.

Sin embargo, sostuvo que esperaba que la construcción de la barrera física esté "bien avanzada" dentro de dos años. Kelly había dicho antes en una entrevista con Fox News que esperaba que la barrera se terminara en dos años.

En su presentación, agregó que el financiamiento a las ciudades que se niegan a cooperar con agentes de inmigración sólo se reduciría tras una evaluación caso por caso.

Trump ha amenazado con cortar fondos federales a unas 300 "ciudades santuario" para presionarlas a que cooperen con la aprehensión y deportación de inmigrantes ilegales.

"Si específicamente damos subsidios para cooperar en la remoción de extranjeros ilegales y el departamento o la ciudad ya no está haciendo eso, me parece irresponsable seguir dándoles el dinero, pero se verá caso a caso", dijo Kelly a la comisión de la Cámara de Representantes sobre Seguridad Nacional.

También comentó que no esperaba cumplir con los objetivos de contratación de Trump de 5.000 agentes adicionales de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos y 10.000 agentes de Inmigración y Aduanas dentro de dos años.

Trump no había especificado un calendario cuando pidió la contratación en un decreto del 25 de enero.

Kelly dijo que no se "saltará el entrenamiento y las normas" para acelerar el ritmo de contratación.

(Por Julia Edwards Ainsley; Editado en español por Javier López de Lérida)

Reuters