Por Brendan Pierson

NUEVA YORK, 18 oct (Reuters) - El político hondureño Juan Antonio "Tony" Hernández fue declarado el viernes culpable de cargos de narcotráfico en Estados Unidos, tras dos semanas de juicio en el que se presentaron duras acusaciones de corrupción contra su hermano, el actual presidente del país centroamericano.

Hernández, de 41 años, fue condenado por un jurado en un tribunal federal de Manhattan y podría recibir una sentencia de cadena perpetua el 17 de enero.

"Llegaron a un veredicto que fue inconsistente con la verdad", dijo uno de los abogados de Hernández, Omar Malone, a periodistas fuera del juzgado. "Planeamos apelar en nombre del señor Hernández. La batalla legal continúa", agregó.

Los miembros de la familia de Hernández que asistieron al juicio se encontraron con manifestantes cuando salieron del juzgado. Algunos de ellos corearon "Fuera JOH", refiriéndose al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

Hernández fue arrestado en Miami en 2018 y acusado de tráfico de drogas y posesión ilegal de armas. Fiscales estadounidenses dijeron que ayudó a contrabandear unas 220 toneladas de cocaína a Estados Unidos mientras disfrutaba de la protección de su hermano.

El mandatario hondureño ha negado repetidamente las acusaciones.

"En nombre del Gobierno de Honduras y de sus instituciones se rechaza cualquier falsa e irresponsable versión que busca manchar el nombre de Honduras a raíz de este fallo", escribió el presidente en su cuenta de Twitter el viernes. "¿Qué se puede decir sobre una condena basada en testimonios de asesinos confesos?", agregó.

El juicio contra "Tony" Hernández contó con el testimonio de narcotraficantes hondureños que ahora están bajo el programa de protección de testigos de Estados Unidos, entre ellos Amílcar Alexander Ardón, un exalcalde, y Devis Leonel Rivera Maradiaga, exlíder de la pandilla hondureña Cachiros.

Algunos de los testimonios más fuertes del juicio provinieron de Ardón, quien dijo al jurado que "Tony" Hernández prometió al narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán protección para sus envíos a cambio de una donación de 1 millón de dólares para la campaña presidencial de su hermano en 2013.

Rivera Maradiaga, quien admitió haber asesinado a 78 personas, declaró que pagó sobornos a varios funcionarios, entre los que estuvo Juan Orlando Hernández.

Los abogados de "Tony" Hernández instaron a los miembros del jurado a no confiar en los testigos que cooperaron con la fiscalía, a los que describió como criminales de carrera dispuestos a mentir para reducir sus penas de prisión.

El presidente, que comenzó su segundo mandato en enero de 2018 en medio de acusaciones de fraude electoral, no ha sido acusado de ningún delito.

El gobierno de Hernández enfrenta la presión del presidente Donald Trump para frenar la migración a Estados Unidos. Ambos países llegaron a un acuerdo el mes pasado mediante el cual Honduras acogerá a más solicitantes de asilo.

(Reporte de Brendan Pierson en Nueva York. Reporte adicional de Gustavo Palencia en Tegucigalpa; editado en español por Rodrigo Charme)

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes