Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en una charla en el Instuto de la Paz en Washington, ene 10, 2017. Kerry, advirtió el martes de los peligros del populismo autoritario y ofreció una poco velada crítica al prolífico uso de Twitter por parte de Donald Trump, asegurando que permite que el presidente electo evite responsabilidades. REUTERS/Yuri Gripas

(reuters_tickers)

Por Yeganeh Torbati y Lesley Wroughton

WASHINGTON (Reuters) - El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, advirtió el martes de los peligros del populismo autoritario y ofreció una poco velada crítica al prolífico uso de Twitter por parte de Donald Trump, asegurando que permite que el presidente electo evite responsabilidades.

En sus más destacados comentarios públicos sobre Trump desde la elección presidencial del 8 de noviembre, Kerry insinuó también que los nominados para el próximo gabinete están logrando un pase libre del Congreso, sin suministrar sus declaraciones de impuestos y otros documentos antes de someterse a las audiencias de confirmación en el Senado.

"Todos los países del mundo deberían (...) empezar a preocuparse sobre el populismo autoritario y la ausencia de sustancia en nuestro diálogo", dijo Kerry en un foro celebrado en Washington. "Si las políticas se van a hacer en 140 caracteres en Twitter, y si cada medición razonable de responsabilidad está siendo ignorada y a la gente no le importa, tenemos un problema", agregó.

Como ejemplo de la ausencia de sustancia en el debate político, aseguró que el cambio climático recibió poca atención durante la campaña entre Trump y su rival demócrata, Hillary Clinton.

Asimismo, comparó el proceso al que se sometió para ser nombrado secretario de Estado y todos los documentos que tuvo que presentar con las excepciones que están recibiendo los elegidos por Trump antes de sus audiencias de confirmación.

En diciembre, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Corker, dijo que no se pidió a Rex Tillerson -el escogido por Trump como secretario de Estado- que presentara sus declaraciones de impuestos, algún que según Corker estaba en línea con el precedente.

Kerry afirmó que es "bastante sorprendente cuando pienso en los obstáculos que tuve que superar sobre la documentación entregada y las declaraciones de impuestos (...) De repente, ya no es tan importante". Al ser preguntado sobre si creía que los nominados por Trump estaban teniendo "un pase libre", sonrió y evitó la cuestión.

Faltando 10 días para que Trump asuma Gobierno, Kerry dijo que se habían registrado pocos contactos de alto nivel entre los funcionarios actuales del Departamento de Estado y el equipo de transición del presidente electo.

En relación al proceso de transición, Kerry dijo en el foro organizado por el U.S. Institute of Peace que "marcha bastante bien, porque no ha está siendo muy intenso. Ha habido alguna gente en el edificio por cierto tiempo, pero de manera muy informal. Creo que no ha habido mucho intercambio de alto nivel hasta este momento".

(Editado en español por Carlos Serrano)

Reuters