Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El saliente secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry (a la izquierda en la imagen), junto con el secretario del comité del partido de ciudad de Ho Chi Minh, Dinh La Thang, en una reunión en Ho Chi Minh City, Vietnam, ene 13, 2017. El saliente secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo el viernes que confía en que el próximo Gobierno se apegará a los mismos principios pacíficos sobre Asia que ha mantenido la actual administración, pese a comentarios menos optimistas de los elegidos de Donald Trump para formar su gabinete. REUTERS/Alex Brandon/Pool

(reuters_tickers)

Por Mai Nguyen

CIUDAD HO CHI MINH (Reuters) - El saliente secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo el viernes que confía en que el próximo Gobierno se apegará a los mismos principios pacíficos sobre Asia que ha mantenido la actual administración, pese a comentarios menos optimistas de los elegidos de Donald Trump para formar su gabinete.

En referencia a las disputas relativas al Mar de China Meridional, Kerry dijo en una universidad de la Ciudad Ho Chi Minh que los países, grandes o pequeños, deben contener las provocaciones y que cualquier diferencia debe ser resuelta pacíficamente en concordancia con la ley internacional.

Kerry refirió estar "confiado en que la próxima administración continuará adhiriendo a la misma buena fe con las políticas que yo solo articulé".

Sus comentarios ocurren después de que el nominado para el cargo en la administración de Trump, Rex Tillerson, dijo que Estados Unidos debe enviar un mensaje claro a China de que sus construcciones de islas en el Mar de China Meridional deben detenerse y que su acceso a esos terrenos artificiales no se debe permitir.

El jueves, el elegido de Trump para liderar el Pentágono, el general retirado James Mattis, dijo que Rusia, China y los militantes islamistas representaban el mayor desafío para el orden mundial liderado por Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial.

China reclama derechos sobre la mayor parte del Mar de China Meridional, una zona rica en recursos energéticos, a través del cual circula cada año comercio marítimo valorado en 5 billones de dólares. Las vecinas Brunei, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam también tienen demandas sobre el área marítima.

(Reporte adicional de Martin Petty y Neil Jerome Morales en Manila; escrito por My Pham y Nick Macfie; Editado en español por Gabriela Donoso)

Reuters