Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, asiste a una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú, Rusia. 21 de junio 2017. REUTERS/Sergei Karpukhin

(reuters_tickers)

MOSCÚ (Reuters) - Moscú espera que el primer encuentro cara a cara entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, esta semana establezca un diálogo de trabajo efectivo entre los dos, dijo el Kremlin el miércoles.

La reunión, que tendrá lugar en el marco de la cumbre del G-20 en Hamburgo el viernes, será vigilada de cerca en momentos en que las relaciones entre ambos países siguen tensas por acusaciones de Estados Unidos de una intromisión rusa en la elección presidencial de 2016, Siria, Ucrania y supuestos vínculos de asesores de Trump con Moscú.

"Esta es la primera reunión, la primera vez que los dos presidentes se conocerán, eso es lo principal sobre esto", comentó el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una conferencia de prensa con periodistas.

"La expectativa es que se establezca un diálogo de trabajo, que es de vital importancia para todo el mundo en lo que respecta a elevar la eficacia para resolver una masa crítica de conflictos", agregó.

En la reunión se determinará si existe una posibilidad y disposición para que ambos países combatan al terrorismo internacional juntos en Siria, afirmó Peskov, y sostuvo que Putin explicará la postura de Moscú respecto a los conflictos de Siria y Ucrania.

Tres años después de que Rusia anexó la península ucraniana de Crimea y que se desató una revuelta separatista prorrusa en el este de Ucrania, hay pocas señales de una solución pacífica en el este, pese a un acuerdo de cese al fuego firmado en febrero de 2015 en Minsk, Bielorrusia.

Esos acuerdos fueron firmados por Francia, Alemania, Rusia y Ucrania. Kiev acusa a Moscú de respaldar activamente a los separatistas prorrusos, pero Rusia lo niega.

(Reporte de Dmitry Solovyov. Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters