Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El gobernador del BoJ, Haruhiko Kuroda, durante la reunión anual del ADB, Yokohama, Japón, 4 mayo 4, 2017. El Banco de Japón lidia con grandes desafíos en la medida que la inflación sigue bajo el objetivo de 2 por ciento, lo que resalta la importancia que el central mantenga su enorme programa de estímulo, dijo el sábado el gobernador de la autoridad. REUTERS/Issei Kato

(reuters_tickers)

Por Leika Kihara

YOKOHAMA, Japón, 6 mayo (Reuters) - El Banco de Japón lidia con grandes desafíos en la medida que la inflación sigue bajo el objetivo de 2 por ciento, lo que resalta la importancia que el central mantenga su enorme programa de estímulo, dijo el sábado el gobernador de la autoridad.

La economía de Japón ha mostrado señales de vida, con un repunte en la demanda global impulsando a las exportaciones y a la producción fabril. Pero la inflación sigue floja pese a cuatro años de impresión agresiva de dinero desde 2013, cuando Kuroda asumió la dirección del BoJ, ya que el lento crecimiento de los sueldos obstaculiza el gasto de los hogares.

"Tras cuatro años (...) nuestra tasa de inflación aún sigue cerca de cero. Es ciertamente una situación muy desafiante", confesó Kuroda durante un seminario en el marco de la reunión anual del Banco Asiático de Desarrollo, en Yokohama.

Aunque el crecimiento y las condiciones de precios han "mejorado grandemente", como la inflación sigue bajo la meta el banco mantendrá un alivio monetario "fuerte" para anclar las expectativas inflacionarias en torno al 2 por ciento, dijo Kuroda.

El funcionario señaló también que la depreciación del yen frente a otras divisas no había llevado a un incremento en las exportaciones del país en los últimos años, ya que ahora son más las empresas que manufacturan sus productos en el exterior.

En cambio, un yen bajo ha impulsado las ganancias corporativas, lo que debería conducir a sueldos y gastos de capital más altos, declaró.

Luego que los más de tres años de enormes compras de activos no lograran acelerar la inflación, el BoJ reformuló su marco de trabajo de políticas en septiembre a uno que busca limitar las tasas de interés de largo plazo.

La mayoría de los analistas consultados por Reuters prevé que la próxima medida que tome el BoJ sea de endurecimiento de su política monetaria, aunque muchos no esperan que tal decisión se tome sino hasta el año que viene.

(Reporte de Leika Kihara; Editado en español por Janisse Huambachano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters