Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La consejera de Estado de Myanmar, Aung San Suu Kyi, pronuncia un discurso sobre la situación de Rakhine y Rohingya, en Naypyitaw, Myanmar 19 de septiembre de 2017. REUTERS/Soe Zeya Tun

(reuters_tickers)

Por Antoni Slodkowski

NAYPYITAW (Reuters) - La líder política de Myanmar Aung San Suu Kyi condenó el martes cualquier violación de los derechos humanos en el convulsionado estado de Rakhine y dijo que todo el que fuese responsable se enfrentaría a la ley, añadiendo que sentía profundamente el sufrimiento de los afectados por el conflicto.

Las afirmaciones de la galardonada premio Nobel de la paz fueron hechas en su primer discurso a la nación desde que los ataques de los insurgentes islámicos rohingya 25 de agosto provocasen una respuesta militar que ha obligado a más de 410.000 personas a huir al vecino Bangladés.

El mensaje de Suu Kyi fue bien acogido por los diplomáticos occidentales y responsables humanitarios, aunque algunos dudaron de que hubiese dicho lo suficiente como para frenar la oleada de críticas internacionales que ha recibido Myanmar.

Los grupos de derechos humanos mostraron escepticismo hacia las afirmaciones. Amnistía Internacional dijo que Suu Kyi y su gobierno estaban "escondiendo la cabeza como el avestruz" al ignorar el papel del ejército en la violencia.

Las Naciones Unidas han calificado a la operación militar en el estado occidental como una limpieza étnica. Suu Kyi no habló de esa cuestión pero dijo que su gobierno estaba comprometido con le ley.

"Condenamos todas las violaciones de derechos humanos y violencia ilícita", dijo Suu Kyi en su discurso en la capital, Naypyitaw. "Estamos comprometidos con la restauración de la paz y la ley en la zona".

Muy bien considerada en Occidente por su papel como defensora de la democracia en el país de mayoría budista durante los años de gobierno militar y arresto domiciliario, Suu Kyi se ha enfrentado cada vez a más críticas por decir poco sobre los abusos a los que se enfrentan los rohingya.

"Sentimos profundamente el sufrimiento de todas aquellas personas afectadas por el conflicto", dijo.

Los generales birmanos mantienen el control completo de la seguridad y Suu Kyi no hizo comentarios sobre la operación militar, excepto para decir que "no ha habido enfrentamientos militares y ni no ha habido operaciones de desalojo" desde el 5 de septiembre.

(Información adicional de Wa Lone, Andrew Marshall, Shoon Naing y Yimou Lee. Traducido por Carla Raffin.)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters