Por Clare Jim y Noah Sin

HONG KONG, 4 oct (Reuters) - La líder de Hong Kong, Carrie Lam, pidió el viernes poderes de emergencia, una medida de la era colonial que no se invocaba desde hace más de 50 años, en un dramático giro destinado a sofocar la escalada de violencia en la ciudad.

En una conferencia de prensa, Lam dijo que la prohibición de las máscaras faciales entraría en vigor el sábado bajo las leyes de emergencia que permiten a las autoridades "aplicar cualquier tipo de regulación" en lo que consideren de interés público.

Muchos manifestantes usan máscaras para ocultar su identidad debido al temor de que las empresas que les dan trabajo puedan ser presionadas para tomar medidas en su contra.

"Casi todos los manifestantes llevan máscaras, con la intención de ocultar su identidad. Por eso se han vuelto más desenfrenados", dijo Lam. "No podemos mantener las regulaciones existentes sin hacer nada y dejar que la violencia se intensifique y la situación continúe deteriorándose".

Lam describió el territorio como en grave peligro, pero no en estado de emergencia.

No estaba claro cómo iba a implementar el Gobierno la prohibición de las máscaras en una ciudad donde muchos de sus 7,4 millones de residentes las usan todos los días para protegerse contra la infección tras el brote del mortal Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) en 2003.

Cuatro meses de protestas antigubernamentales han sumido a la antigua colonia británica en su mayor crisis política desde su entrega a Pekín en 1997 bajo una fórmula de "un país, dos sistemas" que le otorga autonomía.

No hay garantía de que la ley de emergencia vaya a calmar la tensión, ya que podría inflamar aún más a los manifestantes. Se esperan más marchas por la noche y durante el fin de semana.

"Este es un nuevo error de cálculo significativo", dijo Phill Hynes, responsable de riesgo político y análisis de ISS Risk, poco antes de la introducción de las leyes de emergencia. "El próximo será impedir que ciertos candidatos se presenten a las elecciones del Consejo de Distrito. Ambas exacerbarán las tensiones y aumentarán las protestas".

Activistas prodemocracia condenaron la decisión de Lam.

"Se trata de un conjunto de normas coloniales arcaicas, y no se utilizan a menos que ya no se pueda legislar", dijo Martin Lee, un veterano activista y uno de los abogados más prominentes de la ciudad. "Una vez que empiezas, no tiene fin".

Las autoridades locales también han flexibilizado las directrices sobre el uso de la fuerza por parte de la policía, según documentos a los que tuvo acceso Reuters.

(Reporte de Clare Jim y Noah Sin, reporte adicional de Twinnie Siu, Donny Kwok, James Pomfret, Jessie Pang, Felix Tam y Farah Master. Editado en español por Michael Susin y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes