LA PAZ, 5 nov (Reuters) - El líder opositor boliviano Luis Fernando Camacho dijo que el miércoles volverá a La Paz para exigir la renuncia del presidente Evo Morales, tras verse forzado a regresar a la ciudad de Santa Cruz ante las protestas de partidarios del gobierno.

Camacho había viajado desde Santa Cruz, donde está su sede de operaciones, con una carta de renuncia para Morales, tras haber urgido a los bolivianos a "paralizar" las instituciones del gobierno en un acto realizado el lunes.

La policía de Bolivia informó a un grupo de manifestantes, que se encontraban fuera de la terminal donde Camacho permaneció por horas, que el opositor ya había abandonado el aeropuerto de El Alto, una ciudad ubicada en las afueras de la capital.

"Diez mil hombres estaban desplegados de un partido político para que un solo hombre no pueda entrar a La Paz. Eso es una muestra clara de miedo", dijo Camacho a periodistas.

"Por lo tanto, el día de mañana (miércoles) a las dos y media de la tarde yo retorno a la ciudad de La Paz y así va a ser todos los días hasta que yo llegue a entrar al palacio de Gobierno", agregó.

Camacho había dicho antes a través de Twitter que no pudo salir del aeropuerto debido a que temía por su seguridad ante la presencia en las afueras del aeropuerto de partidarios del gobierno, que luego ingresaron al edificio.

El pedido de renuncia que llevaba el opositor es un nuevo capítulo de semanas de protestas y huelgas a lo largo del país, provocadas por la cuestionada victoria que obtuvo Morales en los comicios presidenciales de octubre.

El expresidente de Bolivia Jorge Quiroga condenó los actos de violencia que impidieron a Camacho llegar a La Paz y comparó el accionar de Morales con el de su par venezolano, Nicolás Maduro.

“Lo que ha hecho Evo Morales con sus hordas de empleados públicos pagados (es) evitar que un ciudadano boliviano ejerza su derecho al libre tránsito. Evo, eres un tirano que está rebasando a tu jefe Maduro, te pasaste de sinvergüenza", señaló en diálogo con periodistas.

En medio de las crecientes protestas, sindicatos de transportes anunciaron el cierre de las fronteras Tambo Quemado, con Chile, y Desaguadero, con Perú, por 24 horas a partir del jueves.

Los disturbios, bloqueos en ciudades y enfrentamientos callejeros han causado al menos dos muertes.

En tanto, ante una multitud de simpatizantes que se nuclearon en La Paz, Morales instó a la oposición a recurrir a organismos internacionales si consideran que hubo fraude en la elección.

"Si uno está seguro que había fraude estaría feliz por llevar todas la pruebas a esos organismo internacionales. Como no tienen ninguna prueba, ahora (pasan) de fraude a golpe (de Estado)", agregó.

Carlos Mesa, el candidato que quedó a algo más de 10 puntos de Morales en la votación, dijo que impulsará otra elección.

"Hay que promover una acción clara, militante, movilizada, pacífica y democrática con el objetivo absolutamente claro de que Evo Morales salga del gobierno, porque ha hecho un fraude monumental impidiendo el respeto a la voluntad popular”.

La Organización de Estados Americanos (OEA), observador formal de las elecciones, está llevando a cabo una auditoría del recuento de votos, que se espera se complete a mediados de mes. El organismo había planteado preocupaciones después de que se detuvo el procesamiento de los sufragios.

(Reporte de Mónica Machicao; Escrito por Adam Jourdan; Traducido al español por Danny Ramos y Eliana Raszewski; Editado por Maximilian Heath/Walter Bianchi/Gabriela Donoso)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes