Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, el primer ministro italiano Matteo Renzi sonríe antes de un discurso en el Parlamento italiano, en Roma, el 24 de junio de 2014. Los líderes de la Unión Europea (UE) acordarán el viernes aplicar las normas fiscales del bloque de forma tan flexible como sea posible para apoyar el crecimiento económico, teniendo en cuenta las reformas estructurales al evaluar la disciplina presupuestaria, mostró un borrador de las conclusiones de la cumbre. REUTERS/Remo Casilli

(reuters_tickers)

Por Jan Strupczewski y Julia Fioretti

KORTRIJK Bélgica (Reuters) - Los líderes de la Unión Europea (UE) acordarán el viernes aplicar las normas fiscales del bloque de forma tan flexible como sea posible para apoyar el crecimiento económico, teniendo en cuenta las reformas estructurales al evaluar la disciplina presupuestaria, mostró un borrador de las conclusiones de la cumbre.

El acuerdo supone un éxito para el primer ministro italiano, Matteo Renzi, que ha presionado por una interpretación más indulgente de las reglas presupuestarias del bloque desde que asumió el cargo en febrero.

Sin un crecimiento económico más rápido, Italia no será capaz de reducir su enorme deuda pública.

Las normas fiscales establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE dicen que los gobiernos deben limitar sus déficit presupuestarios al 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y mantener la deuda pública en el 60 por ciento del PIB para ayudar a sostener el euro.

El tratado también delinea cómo los gobiernos tienen que poner sus finanzas en orden si exceden los límites y cuándo se les puede dar un margen de flexibilidad, un punto clave para países con crecimiento lento y alto nivel endeudamiento como Italia y Francia.

"Las posibilidades que ofrece el actual marco fiscal de la UE para equilibrar la disciplina fiscal con la necesidad de apoyar el crecimiento económico deberían usarse", indica un borrador de las conclusiones de la cumbre de la UE que se celebrará el viernes.

No habrá cambios en las normas fiscales de la UE, que se han revisado tres veces ya desde que se fijaron en 1997.

Pero el acuerdo de los líderes es una señal contundente para la próxima Comisión Europea, que comienza el 1 de noviembre, de cómo quieren aplicar los gobiernos europeos las actuales normas complejas.

La Comisión, que es el brazo ejecutivo del bloque y guardián de sus leyes, preparará un informe para el 14 de diciembre sobre cómo aplicar las reglas fiscales.

"Debido a los elevados niveles de deuda y desempleo persistentes, y a los desafíos de una sociedad envejecida y el respaldo a la creación de puestos de trabajo -particularmente para los jóvenes-, la consolidación fiscal debe continuar de una manera amigable con el crecimiento y diferenciada", indica el borrador de las conclusiones al que Reuters tuvo acceso.

Los líderes pusieron especial énfasis en las reformas estructurales, que deberían brindarle a los gobiernos más indulgencia en la evaluación de su disciplina presupuestaria.

"Deberían promoverse reformas estructurales que alienten el crecimiento y mejoren las sustentabilidad fiscal", añade el borrador.

Esto podría significar que países como Italia, que según la normativa de la UE debe alcanzar un equilibrio presupuestario estructural, podrían tener más tiempo para hacerlo si llevan a cabo reformas estructurales que ayuden al crecimiento en el largo plazo.

(Traducido en la Redacción de Madrid; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters