Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La canciller alemana, Angela Merkel, habla durante una feria internacional en Munich, Alemania. 13 de marzo 2017. Los jefes de algunas empresas alemanas, entre ellas el grupo de ingeniería Siemens y la automotriz BMW, viajarán esta semana con la canciller Angela Merkel a Estados Unidos para reunirse con el presidente Donald Trump, dijeron a Reuters fuentes cercanas al asunto. REUTERS/Michaela Rehle

(reuters_tickers)

Por Georgina Prodhan

FRÁNCFORT (Reuters) - Los jefes de algunas empresas alemanas, entre ellas el grupo de ingeniería Siemens y la automotriz BMW, viajarán esta semana con la canciller Angela Merkel a Estados Unidos para reunirse con el presidente Donald Trump, dijeron a Reuters fuentes cercanas al asunto.

Frente a la política de Trump llamada "America First" ("Estados Unidos primero") y las amenazas de imponer aranceles a los bienes importados, los ejecutivos industriales enfatizarán sobre la cantidad de empleos en el país norteamericano que están vinculados a empresas alemanas.

Siemens emplea a más de 50.000 personas en Estados Unidos, su mayor mercado, donde obtiene el 21 por ciento de sus ingresos totales; mientras que la planta de BMW en Carolina del Sur es su fábrica más grande en el mundo.

Trump se reunirá por primera vez con Merkel, la líder en Europa que ha pasado más tiempo en el cargo, en Washington.

Merkel dijo el lunes a líderes empresariales en Múnich que el libre comercio era importante para ambos países. Un portavoz del Gobierno alemán confirmó en una conferencia de prensa que ambos jefes de Estado también se reunirían con ejecutivos de negocios alemanes.

Los cancilleres alemanes tienen una larga tradición de llevar grupos de líderes empresariales junto con ellos en viajes a países importantes.

El otro jefe empresarial que acompañará a Merkel será el presidente ejecutivo del fabricante de rodamientos Schaeffler. Los tres cruzarán el Atlántico para sostener una sola reunión de menos de una hora con el mandatario estadounidense.

Estados Unidos es el mayor socio comercial de Alemania con compras de bienes y servicios al país europeo por 107.000 millones de euros (114.000 millones de dólares) el año pasado, mientras que exportó sólo 58.000 millones de euros a cambio.

Como parte de su promesa de generar empleos en Estados Unidos, Trump ha instado a las automotrices a fabricar más vehículos en su país y las desalentó de invertir en México, donde los fabricantes alemanes de vehículos y otras empresas del sector tienen plantas importantes.

BMW está ampliando su planta en Spartanburg, Carolina del Sur, buscando tener una capacidad de 450.000 vehículos, un 70 por ciento de los cuales son para exportación. También está construyendo una nueva planta en México, donde planea invertir 2.200 millones de dólares al 2019.

"Estados Unidos se beneficia del libre comercio. Somos partidarios del libre comercio y no del proteccionismo", dijo a periodistas recientemente en el Salón del Automóvil de Ginebra Harald Krueger, presidente ejecutivo de BMW.

(1 dólar estadounidense = 0,9373 euros)

(Reporte adicional de Irene Preisinger en Múnich, Erik Kirschbaum, Andreas Cremer y Andreas Rinke en Berlín, y Edward Taylor en Fráncfort. Editado en español por Rodrigo Charme)

Reuters