Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La canciller alemana, Angela Merkel, se reúne con el presidente estadounidense, Donald Trump, en la víspera de una cumbre del G-20 en Hamburgo, Alemania, 6 de julio del 2017. Los líderes de las principales economías del mundo tratarán de superar el viernes unas profundas diferencias sobre el cambio climático y el comercio con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al inicio de una cumbre del G-20 en Alemania. REUTERS/Matthias Schrader

(reuters_tickers)

Por Noah Barkin y Paul Carrel

HAMBURGO (Reuters) - Los líderes de las principales economías del mundo tratarán de superar el viernes unas profundas diferencias sobre el cambio climático y el comercio con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al inicio de una cumbre del G-20 en Alemania.

La reunión en la ciudad portuaria de Hamburgo viene en medio de grandes cambios en el panorama geopolítico global, en momentos en que las políticas de "Estados Unidos Primero" defendidas por Trump acercan más a Europa y China.

Trump se reunirá por primera vez con el presidente ruso, Vladimir Putin, el viernes por la tarde, un encuentro que será analizado intensamente tras las acusaciones de las agencias de inteligencia de Estados Unidos de que Moscú intervino en las elecciones del año pasado para ayudar al republicano a ganar.

En el marco de la cumbre Trump también se reunirá con el presidente chino, Xi Jinping, en momentos en que Washington ha reforzado la presión sobre Pekín para que controle a Corea del Norte luego de que Pyongyang disparó un misil balístico intercontinental.

La anfitriona, la canciller alemana, Angela Merkel, se enfrenta a la ardua tarea de llevar a los líderes hacia un consenso sobre el comercio, el clima y la inmigración, temas que se han vuelto más polémicos desde que Trump llegó a la Casa Blanca hace seis meses.

Merkel se reunió el jueves por la noche con Trump en un hotel de Hamburgo para tratar de superar las diferencias que los enviados no han podido resolver en semanas de intensas conversaciones, incluyendo un viaje de última hora a Washington del principal asesor económico de la canciller.

Ambos líderes se dieron la mano y sonrieron ante las cámaras, sin mostrar la tensión que pesó sobre su primera reunión en Washington en marzo y el primer viaje de Trump a Europa en mayo, una visita que llevó a Merkel a sugerir que Estados Unidos ya no era un socio fiable.

Un funcionario alemán de alto rango involucrado en las discusiones dijo que espera que los negociadores trabajen sin descanso para superar el estancamiento antes del sábado, el último día de la cumbre.

(Reporte adicional de Thomas Escritt, Andreas Rinke, Roberta Rampton, Joseph Nasr, Sabine Siebold. Editado en español por Carlos Aliaga)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters