Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, posa para una selfie en una escuela en Forbach, Francia el 04 de septiembre de 2017. REUTERS/Philippe Wojazer - RC12DFFF3A40

(reuters_tickers)

PARÍS/CARACAS (Reuters) - Representantes de la oposición venezolana se reunieron el lunes en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, en un encuentro donde presionaron por ayuda humanitaria para su país, en la primera parada de una gira por ciudades europeas en busca de respaldo contra el mandatario Nicolás Maduro.

El gobierno socialista de Maduro ha sido criticado por las Naciones Unidas, Washington y otros gobiernos por no permitir la entrada de ayuda humanitaria -para aliviar una grave escasez de alimentos y medicinas-, por quitarle atribuciones al Parlamento liderado por la oposición y por encarcelar a cientos de opositores.

"(Macron nos ha comunicado) su disposición de ayudar inmediatamente con medicinas o comida, junto con otros socios comunitarios", dijo el presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, a su salida de la reunión.

"Una de las cosas que queremos es que el Gobierno de Maduro abra la puerta a esa ayuda humanitaria. Son docenas de países los que han ofrecido comida y medicinas gratuitas y es increíble que el mayor obstáculo sea el propio Gobierno", agregó flanqueado por el vicepresidente del Congreso, Freddy Guevara.

La oposición ganó el control del Congreso en el 2015, pero el máximo tribunal del país no le ha permitido aprobar ni una sola ley, mientras el país petrolero atraviesa una recesión económica, inflación de tres dígitos y escasez de bienes.

Maduro asegura que el descalabro obedece a una "guerra económica" liderada por la oposición con apoyo externo cuyo único fin es desbancarlo y adueñarse de las reservas de crudo, las mayores del planeta.

PROTESTA ENÉRGICA

Más tarde, el lunes, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, se reunió con los embajadores de España, Alemania, Italia y Reino Unido y les entregó notas de protesta "enérgicas y contundentes" por las "intromisiones" en los asuntos internos de Venezuela.

"Ese tipo de expresiones son absolutamente impertinentes, son absolutamente ofensivas hacia el funcionamiento de la democracia venezolana y sus instituciones", dijo Arreaza.

En toda Europa se han oído críticas al gobierno de Maduro. La semana pasada, Macron dijo que estaba preocupado por la situación en Venezuela y que estaba dispuesto a trabajar con aliados en la región para evitar una escalada de la crisis. Caracas rechazó los comentarios.

Macron, que no habló con los reporteros después de la reunión, criticó la semana pasada al gobierno de Maduro luego que la activista de derechos humanos Lilian Tintori, esposa del opositor preso Leopoldo López, fuera impedida de abandonar Venezuela para una gira por París, Berlín y Londres.

"La dictadura no quiere que mi voz se escuche en el mundo. Pero la gira continúa. A Leopoldo López y a mí nos representará Freddy Guevara", escribió Tintori en su cuenta de Twitter.

La situación en Venezuela tiene una resonancia particular en Francia donde el partido de extrema izquierda Francia Insumisa, el más crítico con la gestión de Macron, respalda al gobierno de Maduro.

La próxima semana, Maduro tiene previsto participar en la jornada inaugural de las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

(Reporte de Ingrid Melander Jean-Baptiste Vey y Marine Pennetier en París y Diego Oré en Caracas; Editado en español por Janisse Huambachano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters