Por Sarah Wu y Twinnie Siu

HONG KONG, 21 oct (Reuters) - La líder de Hong Kong, Carrie Lam, pidió disculpas a la comunidad musulmana de la ciudad el lunes después de que la policía disparara un cañón de agua contra una mezquita importante durante las operaciones del domingo por la noche para sofocar las violentas protestas a favor de la democracia en el centro financiero asiático.

Durante la mañana siguiente a la limpieza, Lam visitó la mezquita del distrito de Kowloon, con la cabeza cubierta por un pañuelo, para expresar su pesar a los líderes islámicos por el incidente.

Durante las batallas en Kowloon el domingo, la policía usó camiones de gas lacrimógeno y cañones de agua para dispersar a los manifestantes que lanzaban cócteles molotov, rociando chorros de tinta azul en las multitudes.

En un caso, un cañón empapó la puerta principal y el sendero frente a la mezquita de Kowloon, el lugar de culto islámico más importante de Hong Kong, donde se habían reunido algunas personas, incluidos periodistas.

El jefe del imán Muhammad Arshad dijo que la disculpa de Lam fue "aceptada" y que la comunidad islámica esperaba seguir viviendo en Hong Kong en paz.

(Información de Sarah Wu y Twinnie Siu; Escrito por Farah Master y Michael Perry; Editado por Stephen Coates y Simon Cameron-Moore; Traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk.)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes