Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Gente cruza una calle inundada en el barrio de Huachipa en Lima. 17 de marzo de 2017. La mitad de Perú se encuentra en estado de emergencia por el desborde de ríos y aludes de lodo y piedras que han destruido carreteras, puentes y arrastrado personas y animales, en un inesperado fenómeno climático de "El Niño Costero" que se prolongaría hasta abril. REUTERS/Guadalupe Pardo

(reuters_tickers)

Por Teresa Cespedes y Mitra Taj

LIMA (Reuters) - La mitad de Perú se encuentra en estado de emergencia por el desborde de ríos y aludes de lodo y piedras que han destruido carreteras, puentes y arrastrado personas y animales, en un inesperado fenómeno climático de "El Niño Costero" que se prolongaría hasta abril.

Miembros de las fuerzas armadas y la policía se desplegaron durante el día en helicópteros a varias zonas inundadas, principalmente de la costa y centro del país, para rescatar a hombres, mujeres y niños que habían quedado aislados por horas.

Imágenes en televisión y las redes sociales muestran a las fuerzas de seguridad ayudando con poleas y sogas a varias madres con niños en brazos a cruzar las calles de barrios pobres que se han transformado en ríos de lodo.

Unas 62 personas han muerto, 23.000 hectáreas de cultivos han sido afectados y 4.700 kilómetros de carreteras han quedado destruidos desde que comenzó la temporada de lluvias en diciembre, según el último reporte oficial de daños.

El denominado "Niño Costero", provocado por un calentamiento del mar del Pacífico mayor a lo esperado en las costas de Perú y Ecuador, está siendo observado por expertos mundiales que buscan analizar su relación con el fenómeno de El Niño a nivel global.

Según el experto Dimitri Gutiérrez de ENFEN, un comité multisectorial local que estudia el fenómeno, los eventos del "Niño Costero" en Perú suelen ser precedidos por El Niño en el Pacífico Ecuatorial Central, que genera impactos globalmente, pero el evento actual en el país andino se ha desarrollado por condiciones locales.

"Los ríos han incrementado sus caudales llegando a niveles por encima de sus umbrales de emergencia. Se estima que el Niño Costero se extendería por lo menos hasta abril", señaló ENFEN.

El primer ministro Fernando Zavala dijo que se declaró emergencia en 760 distritos, equivalente a la mitad del país, y en Lima se declarará la medida en otros 16 distritos más, para permitir una rápida entrega de ayuda humanitaria y desembolso de dinero para reconstrucción.

El gobierno anunció que destinará unos 770 millones de dólares para reconstruir las zonas afectadas. [nL2N1GU18I]

El último gran fenómeno de El Niño golpeó a Perú entre 1997 y 1998 y según el Gobierno probablemente borró 4,5 puntos porcentuales de crecimiento económico.

A diferencia del fenómeno de hace dos décadas, las lluvias de este año han caído en períodos de tiempo más cortos, inundando rápidamente calles y ríos, dijo el general encargado de coordinar la respuesta del Gobierno, Jorge Chávez.

    "Nunca hemos visto algo como esto antes", afirmó Chávez, culpando al cambio climático. "De un momento a otro, las temperaturas del mar se elevaron y los vientos que evitan que la precipitación llegue a la tierra disminuyeron", agregó.

El país vivió esta semana escenas dramáticas que fueron grabadas en teléfonos celulares y compartidas en las redes sociales. En un video se ve a una mujer emergiendo desde escombros de madera y agua turbia luego de ser arrastrada junto a los animales de su granja en el distrito de Punta Hermosa, al sur de la ciudad de Lima.

En la capital del país, las clases escolares han sido suspendidas y el servicio de agua potable se ha restringido después de que los sistemas de tratamiento estuvieran obstruidos, lo que provocó una demanda de agua embotellada que produjo escasez en algunos supermercados.

El Gobierno instaló 90 puntos de distribución de agua gratis en la ciudad de Lima, que tiene unos 10 millones de habitantes.

"Hay cuarenta colegios públicos se han quedado a medio metro de agua, no tenemos luz, no tenemos agua potable porque el canal que abastece el agua potable ha sido bloqueado", dijo el alcalde del distrito norteño de Nuevo Chimbote, Valentín Fernández.

(Reporte de Teresa Céspedes y Mitra Taj, Editado por Ricardo Figueroa)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters