Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Siete de cada 10 votantes franceses quieren que el candidato conservador François Fillon se retire de la carrera presidencial, reveló el viernes un sondeo de opinión de Odoxa para la emisora de radio France Info, que muestra que el escándalo del "trabajo ficticio" de su esposa seguía lastrando su campaña. En la imagen, el miembro de Los Republicanos participa en un mítin político en Chasseneuil-du-Poitou, cerca de Poitiers, Francia. 9 de febrero de 2017. REUTERS/Stephane Mahe

(reuters_tickers)

PARÍS (Reuters) - Siete de cada 10 votantes franceses quieren que el candidato conservador François Fillon se retire de la carrera presidencial, reveló el viernes un sondeo de opinión de Odoxa para la emisora de radio France Info, que muestra que el escándalo del "trabajo ficticio" de su esposa seguía lastrando su campaña.

El sondeo también mostró que el 74 por ciento de los consultados tiene una mala opinión del antiguo primer ministro y que incluso entre los votantes de derecha el 53 por ciento quiere que sea reemplazado.

Fillon, de 62 años, pidió perdón a los franceses por la forma en que se pagaron cientos de miles de euros del dinero del contribuyente a su esposa durante muchos años, pero aseguró que el trabajo que ella realizó fue real y que él no incurrió en ilegalidad alguna.

El candidato conservador prometió continuar con su campaña a pesar de haber perdido la posición de favorito para las elecciones que se celebrarán en abril-mayo en favor de su rival de centro Emmanuel Macron.

Fillon considera que el asunto es un complot de sus oponentes políticos y sus abogados están tratando de rebatir la legitimidad de una investigación oficial sobre el tema.

Fue elegido para representar al partido de Los Republicanos en unas primarias celebradas en noviembre, cuando logró derrotar a otros candidatos más conocidos y convencer a una mayoría de votantes de derecha con unos antecedentes judiciales limpios y presentándose como un político honrado que reduciría el gasto público.

Su popularidad ha sufrido una fuerte caída en las dos semanas posteriores a la divulgación del escándalo. El jueves otra encuesta mostró que la popularidad de Fillon entre los ciudadanos cayó al decimoctavo lugar desde el tercer lugar. Macron, por el contrario, lideraba las preferencias.

(Reporte de Andrew Callus. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

Reuters