Reuters internacional

Un policía custodia la escena del tiroteo en el cual un hombre abrió fuego contra legisladores republicanos durante una práctica de béisbol cerca de Washington en Alexandria, Virginia, Estados Unidos, 14 de junio de 2017. Los legisladores estadounidenses regresaron el jueves a sus tareas habituales y se preparaban para un partido benéfico de béisbol, un día después de que un hombre que había expresado su rechazo al presidente Donald Trump abrió fuego contra políticos republicanos dejando en grave estado a un congresista. REUTERS/Joshua Roberts

(reuters_tickers)

Por Richard Cowan y Susan Cornwell

WASHINGTON (Reuters) - Los legisladores estadounidenses regresaron el jueves a sus tareas habituales y se preparaban para un partido benéfico de béisbol, un día después de que un hombre que había expresado su rechazo al presidente Donald Trump abrió fuego contra políticos republicanos dejando en grave estado a un congresista.

El vicepresidente Mike Pence visitó el jueves por la mañana en un hospital de Washington a Steve Scalise, tercero en el liderazgo de la bancada republicana en la Cámara de Representantes. El congresista recibía tratamiento por heridas en órganos internos, huesos rotos y una severa hemorragia después de recibir un disparo en la cadera izquierda.

Scalise, de 51 años, resultó herido cuando el hombre identificado como James Hodgkinson, de 66 años, disparó el miércoles contra políticos republicanos durante una práctica de béisbol en Alexandria, Virginia. Entre otros heridos había dos oficiales de la policía, un empleado del Congreso y un cabildero.

El partido benéfico, que enfrentará a legisladores republicanos y demócratas, se llevará a cabo tal como estaba previsto a las 19.05 hora local (2305 GMT) en Nationals Park, donde se calcula que habrá miles de espectadores.

Después de visitar en el hospital al representante de Luisiana, Trump dijo el miércoles que Scalise estaba "en un estado muy complicado, pero es un luchador".

El atacante murió luego de ser abatido a tiros durante el enfrentamiento con la policía. Tenía antecedentes de haber publicado mensajes críticos contra Trump y otros republicanos en redes sociales.

El FBI está investigando el ataque, que generó interrogantes sobre la seguridad de los legisladores, un nuevo y caldeado debate sobre la tenencia de armas en Estados Unidos, y concentró de nuevo la atención sobre las profundas divisiones políticas del país.

(Reportes de Richard Cowan y Susan Cornwell; reporte adicional de David Morgan, escrito por Susan Heavey; editado en español por Marion Giraldo)

Reuters

 Reuters internacional