Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo del devastado distrito de Qaboun, en Damasco, Siria. 13 marzo 2016. Más de 1.500 rebeldes y sus familias abandonaron el devastado distrito de Qaboun, en los márgenes de la capital siria, Damasco, después de más de dos meses de bombardeos aéreos y de artillería, anunciaron rebeldes y medios estatales el domingo. REUTERS/Bassam Khabieh

(reuters_tickers)

Por Suleiman Al-Khalidi

AMÁN, 14 mayo (Reuters) - Más de 1.500 rebeldes y sus familias abandonaron el devastado distrito de Qaboun, en los márgenes de la capital siria, Damasco, después de más de dos meses de bombardeos aéreos y de artillería, anunciaron rebeldes y medios estatales el domingo.

Los insurgentes acordaron durante la noche una evacuación secreta tras haber sido arrinconados en una pequeña zona de Qaboun, en el límite nororiental de Damasco. El lugar quedó reducido casi por completo a escombros tras sufrir cientos de ataques aéreos e impactos de misiles durante unos 80 días.

El Ejército sirio reanudó su intenso bombardeo en el distrito el miércoles, tras ofrecer un ultimátum de un día a los rebeldes para abandonar el área y acceder a ser evacuados a zonas bajo control insurgente en el norte de Siria.

"El régimen amenazó con destruir lo que queda de Qaboun y no aceptará nada que no sea una solución militar", dijo Abdullah al Qabouni, del consejo local del distrito, a Reuters.

Cientos de rebeldes y sus familias fueron evacuados esta semana del distrito adyacente de Barzeh, después de que los combatientes opositores decidieron entregar sus armas y partir hacia la provincia de Idlib, bajo control opositor.

Medios estatales sirios aseguraron que las evacuaciones estaban casi completadas y el distrito estaba ya seguro en manos del Ejército.

La mayoría de los residentes de esta otrora bulliciosa área, que albergó a miles de desplazados de otras partes de Siria durante el conflicto, huyó en los dos últimos meses ante el aumento de los bombardeos.

La pérdida de Qaboun tras Barzeh es otro revés para los rebeldes, que luchan por mantener su presencia en la capital y enfrentarse a las tropas gubernamentales, respaldadas por el poderío aéreo ruso y las milicias apoyadas por Irán.

(Reporte de Suleiman Al-Khalidi; editado en español por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters