Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu (R) speaks to Republican U.S. presidential candidate Donald Trump during their meeting in New York, September 25, 2016. Kobi Gideon/Government Press Office (GPO)/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS - THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. FOR EDITORIAL USE ONLY. - RTX2SIOS

(reuters_tickers)

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - La cancillería mexicana expresó el sábado su extrañeza, rechazo y decepción por el mensaje en Twitter del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien se mostró a favor de la construcción de un muro en la frontera entre México y Estados Unidos que impulsa el presidente Donald Trump.

Netanyahu dijo el viernes en su cuenta de la red social: "El presidente Trump tiene razón. Yo construí un muro a lo largo de la frontera sur de Israel. Eso paró toda la inmigración ilegal. Gran éxito. Gran idea".

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió un comunicado en el que dijo que le expresó su sentir a Israel a través de su embajador en México.

"México es un amigo de Israel, y debe ser tratado como tal por su Primer Ministro", indicó el comunicado.

Por otro lado, la comunidad judía en México se apartó del mensaje del Primer Ministro de Israel sobre el muro fronterizo.

"No coincidimos con él en este punto de vista y rechazamos contundemente su postura", dijo la comunidad en un comunicado, y agregó que como mexicanos y judíos respaldan al gobierno de Enrique Peña Nieto en las negociaciones con Estados Unidos.

Trump y Peña protagonizaron esta semana uno de los momentos de mayor tensión en la historia de las relaciones bilaterales, con el primero diciendo que sería mejor que su par mexicano no fuera a Washington para una reunión que tenían pactada para el 31 de enero, si no estaba dispuesto a pagar por el muro.

Horas después Peña dio por cancelado el encuentro. Sin embargo, el viernes ambos conversaron por teléfono durante una hora, distendiendo el crispado ambiente diplomático y acordaron no hablar más públicamente del polémico muro.

(Reporte de Anahí Rama y Dave Graham; Editado por Javier López de Lérida)

Reuters