Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unas banderas de Estados Unidos y México en la frontera entre ambos países en El Paso y Ciudad Juárez, dic 28, 2016. México nombró el viernes a su tercer embajador en Estados Unidos en menos de un año, unos días antes de que asuma el presidente electo Donald Trump, en medio de las preocupaciones sobre las medidas que pueda tomar respecto a su vecino del sur. REUTERS/Jose Luis Gonzalez

(reuters_tickers)

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - México nombró el viernes a su tercer embajador en Estados Unidos en menos de un año, unos días antes de que asuma el presidente electo Donald Trump, en medio de las preocupaciones sobre las medidas que pueda tomar respecto a su vecino del sur.

El Gobierno mexicano anunció en un comunicado que su nuevo representante en Washington será Gerónimo Gutiérrez, un político con destacada experiencia en comercio, finanzas y relaciones exteriores, que se desempeñó como funcionario público en los últimos cuatro Gobiernos.

Gutiérrez sustituirá a Manuel Sada, quien ocupa el cargo de embajador desde abril de 2016 y quien será Subsecretario para América del Norte a partir del 23 de enero, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Sada asistirá a la toma de posesión de Trump el 20 de enero en Washington.

El nombramiento del nuevo embajador ocurre tras la designación este mes del ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, como jefe de la diplomacia mexicana, teniendo entre sus misiones un acercamiento con el Gobierno de Trump.

El magnate republicano ha prometido construir un muro en la frontera sur de Estados Unidos para evitar el ingreso de migrantes indocumentados, además de frenar las remesas que trabajadores ilegales -entre ellos millones de mexicanos- envían desde su país y realizar deportaciones masivas.

Trump también ha prometido revisar o hasta cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) vigente desde 1994 con México y Canadá, y fijar un impuesto fronterizo a las importaciones.

Bajo el TLCAN, un 80 por ciento de las exportaciones de México tienen como destino el mercado estadounidense.

El presidente electo ha criticado duramente a las automotrices con plantas en México y les ha pedido regresar a la zona manufacturera del centro de Estados Unidos para generar más empleos.

Una vez que el nombramiento de Gutiérrez haya obtenido el beneplácito del Gobierno de Estados Unidos, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, lo someterá a consideración del Senado mexicano para su ratificación, dijo la SRE.

Gutiérrez actualmente dirige el Banco de Desarrollo para América del Norte (BDAN), con sede en San Antonio, Texas -creado en el marco del TLCAN.

(Reporte de Verónica Gómez Sparrowe, Editado por Manuel Farías)

Reuters