Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto del domingo del presidente de Francia, Emmanuel Macron, saludando a un grupo de seguidores tras votar en la elección legislativa en Le Touquet. Jun 18, 2017. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, obtuvo el domingo una sólida mayoría legislativa tras las elecciones, según estimaciones de encuestadoras que divulgaron sondeos a boca de urnas, marginando a los partidos tradicionales y asegurando un mandato firme para aplicar sus reformas económicas. REUTERS/Philippe Wojazer

(reuters_tickers)

Por Ingrid Melander y Maya Nikolaeva

PARÍS (Reuters) - El presidente de Francia, Emmanuel Macron, obtuvo el domingo una sólida mayoría legislativa tras las elecciones, según estimaciones de encuestadoras que divulgaron sondeos a boca de urnas, marginando a los partidos tradicionales y asegurando un mandato firme para aplicar sus reformas económicas.

De confirmarse, el resultado redefine el panorama político de Francia, al humillar a los partidos conservadores y de izquierda que se habían alternado el poder por décadas hasta la elección de Macron en mayo.

Dos encuestadoras proyectaron que el partido de Macron, la República en Marcha (LEREM) y sus aliados de Modem ganarían entre 355 y 360 escaños en la Cámara baja de 577 puestos, menos que lo previsto anteriormente.

Un tercer sondeo realizado por la firma Elabe arrojaba una mayoría más sólida, al estimar entre 395 y 435 escaños para la alianza del presidente, pero más tarde redujo la proyección a entre 373 y 403 puestos.

Las tres previsiones anunciaban que los republicanos conservadores y sus aliados formarían el mayor bloque opositor con entre 107 y 133 escaños, mientras que el Partido Socialista - en el poder por los últimos cinco años - y sus socios obtendrían entre 30 y 49 asientos, la menor representación legislativa de su historia.

Datos oficiales mostraban que el partido de Macron había logrado la mayoría parlamentaria cuando quedaban 90 escaños por definirse.

"Hoy, el derrumbe del Partido Socialista está fuera de duda. El presidente de la república tiene todos los poderes", dijo Jean-Christophe Cambadelis tras anunciar que se retiraría como líder del partido.

En tanto, la líder de ultraderecha Marine Le Pen obtuvo un escaño en la Asamblea de Francia por primera vez y los sondeos indican que su partido Frente Nacional ganará entre cuatro y ocho asientos. Pero la ex candidata presidencial sufrió varios reveses y su segundo al mando no consiguió un puesto legislativo.

La escala de la mayoría le concede a Macron, un centrista a favor de la Unión Europea, una sólida plataforma para cumplir con promesas que van desde rejuvenecer la política francesa hasta relajar las regulaciones que según los inversores dificultan el crecimiento de la segunda mayor economía de la zona euro.

La participación electoral, según las estimaciones, se habría ubicado en mínimos históricos para unos comicios parlamentarios en la república de la posguerra, en un 42 por ciento.

La elevada tasa de abstención sugiere que Macron podría tener que andar con cuidado en la implementación de las reformas, en un país donde los sindicatos son muy influyentes y existe un historial de protestas que han forzado en el pasado a muchos gobiernos a diluir las nuevas legislaciones.

(Reporte adicional de Antoine Boddaert, Myriam Rivet, Cecile Mantovani y Celia Mebroukine; escrito por Richard Lough. Editado en español por Marion Giraldo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters