Reuters internacional

Funcionarios preparan documentos electorales para las elecciones presidenciales francesas en Niza, Francia. 3 de mayo 2017. La ultraderechista Marine Le Pen y el candidato de centro Emmanuel Macron chocaron el miércoles por sus visiones sobre el futuro de Francia y las formas para enfrentar al terrorismo, en un malhumorado debate televisivo antes de la segunda ronda de la elección presidencial del país. REUTERS/Eric Gaillard

(reuters_tickers)

Por Michel Rose y Ingrid Melander

PARÍS, 3 mayo (Reuters) - La ultraderechista Marine Le Pen y el candidato de centro Emmanuel Macron chocaron el miércoles por sus visiones sobre el futuro de Francia y las formas para enfrentar al terrorismo, en un malhumorado debate televisivo antes de la segunda ronda de la elección presidencial del país.

Las encuestas de opinión muestran una clara ventaja de 20 puntos para Macron, de 39 años, frente a la líder del Frente Nacional, a sólo cuatro días de la votación final, en las que para muchos son las elecciones más importantes de Francia en décadas.

Para Le Pen, el debate fue la última oportunidad para persuadir a los votantes de los méritos de su programa, que incluye duras medidas contra la inmigración ilegal y abandonar el euro.

En intercambios airados, Le Pen se refirió al pasado de Macron como banquero de inversión y ministro de Economía, describiéndolo como la continuación del impopular gobierno socialista saliente y un partidario de la globalización. Él la acusó de no ofrecer soluciones a problemas como el desempleo crónico de Francia.

Le Pen, de 48 años, acusó a Macron de tener una actitud complaciente al enfrentar la amenaza del fundamentalismo islamista. "Usted no tiene un plan (de seguridad), pero es un indulgente con el fundamentalismo islamista", afirmó.

Macron respondió que el terrorismo sería su prioridad si resulta electo y acusó a Le Pen de ser simplista. "Lo que usted está proponiendo es un timo (...) Yo lideraré la lucha contra el terrorismo islamista en todo nivel. Pero lo que ellos quieren, la trampa que nos están poniendo, es lo que usted ofrece - guerra civil", afirmó.

Le Pen calificó a Macron como un "banquero sonriente" y dijo que representa a la globalización sin trabas.

"El señor Macron es el candidato de la globalización salvaje, de la 'Uberización', de la precariedad, de la brutalidad social, de la guerra de todos contra todos (...) del descuartizamiento de Francia por los grandes intereses económicos", afirmó, refiriéndose a la aplicación estadounidense de transporte Uber.

Macron respondió llamando a Le Pen una mentirosa, denunciando que habla disparates y que su retórica carece de sustancia. Sobre desempleo, Macron dijo: "Su estrategia es simplemente decir un montón de mentiras y sólo criticar lo que no está bien en el país".

En la primera vuelta del 23 de abril, Macron quedó sólo tres puntos por delante de Le Pen, pero se espera que ahora tome el grueso de los votos de los socialistas y de la centroderecha, cuyos candidatos fueron eliminados.

(Reporte adicional de Sudip Kar-Gupta, Elizabeth Pineau, Simon Carraud e Ingrid Melander, Editado en español por Ana Laura Mitidieri y Ricardo Figueroa)

Reuters

 Reuters internacional