Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, miembros de la prensa reunidos delante de la embajada de Corea del Norte tras el asesinato de Kim Jong Nam, en Kuala Lumpur, Malasia. el 23 de febrero de 2017. Malasia pidió a la Interpol que emita una alerta para detener a cuatro norcoreanos sospechosos de haber asesinado al hermano enemistado del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, dijo el jueves el jefe de la policía local. REUTERS/Athit Perawongmetha

(reuters_tickers)

Por Rozanna Latiff

KUALA LUMPUR (Reuters) - Malasia pidió a la Interpol que emita una alerta para detener a cuatro norcoreanos sospechosos de haber asesinado al hermano enemistado del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, dijo el jueves el jefe de la policía local.

Kim Jong Nam, que murió el 13 de febrero en el principal aeropuerto de Kuala Lumpur, se había pronunciado públicamente en el pasado contra el control dinástico de su familia sobre Corea del Norte. Funcionarios surcoreanos y estadounidenses dijeron que fue asesinado por agentes norcoreanos, pero Pyongyang no ha reconocido su deceso.

En declaraciones a periodistas el jueves, el jefe de la policía malasia, Khalid Abu Bakar, dijo que las dos mujeres arrestadas la semana pasada -una de ellas vietnamita y la otra indonesia- habían recibido dinero en pago por el ataque mortal a Kim Jong Nam mediante un veneno de acción rápida.

Bakar no aclaró si habían sido utilizadas por un agente de inteligencia extranjero. La policía también retiene a un hombre norcoreano, pero está buscando a otros siete en conexión con el asesinato.

Hyon Kwang Song, segundo secretario en la embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur, y Kim Uk Il, empleado de la aerolínea de propiedad estatal Air Koryo, están entre los tres norcoreanos buscados para ser interrogados que todavía se piensa que siguen en Malasia.

Khalid dijo a periodistas que se envió una petición a la Interpol para emitir una alerta con el fin de detener a los otros cuatro, que se creen han vuelto a Corea del Norte tras escapar de Malasia el día del asesinato.

Añadió que la policía también envió un pedido a la embajada norcoreana solicitando interrogar al diplomático y al empleado de la aerolínea. "Si no tienes nada que esconder, no debería darte miedo a cooperar, deberías cooperar", declaró.

El oficial dijo que no se emitiría una orden de arresto contra el funcionario de la embajada, ya que goza de inmunidad diplomática, pero que "se seguirá el proceso legal correspondiente" si el trabajador de la aerolínea no comparece.

(Reporte de Rozanna Latiff. Escrito por A. Ananthalakshmi. Editado en español por Marion Giraldo y Enrique Anarte)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters