Por Jessie Pang y James Pomfret

HONG KONG, 11 nov (Reuters) - La policía de Hong Kong disparó e hirió de gravedad a un manifestante el lunes y un hombre fue rociado con gasolina para prenderle fuego en el convulsionado territorio chino, en una escalada de la ola de violencia de varios meses derivada de protestas en favor de la democracia.

Manifestantes también lanzaron bombas molotov en campus universitarios luego de un fin de semana de enfrentamientos en centros comerciales en varias partes de la ciudad, lo que intensificó dramáticamente las tensiones en momentos en que las tropas chinas se mantienen aún acuartelada.

La policía disparó gas lacrimógeno en el céntrico distrito comercial de la ciudad, donde algunos manifestantes, parapetados detrás de paraguas, bloquearon las calles mientras los oficinistas llenaban las aceras en la pausa del almuerzo y proferían insultos contra el Gobierno.

Algunos transeúntes se refugiaron en el centro comercial Landmark, uno de los más antiguos y opulentos del centro, mientras una lluvia de gas lacrimógeno caía sobre ellos.

Ha habido protestas casi a diario en Hong Kong en los últimos meses, a veces con escaso o ningún preaviso, lo que ha afectado a la actividad empresarial y ha aumentado la presión sobre el Gobierno.

Pero hasta ahora no era habitual que se disparara gas lacrimógeno durante las horas de trabajo en el centro de la ciudad, repleto de oficinas de bancos y de tiendas.

La policía disparó ráfagas de munición real a corta distancia contra manifestantes en Sai Wan Ho, en el este de la isla de Hong Kong, y un manifestante de 21 años resultó herido. Los efectivos dijeron que el joven se encontraba grave.

Anson Yip, de 36 años, dijo que los manifestantes estaban instalando una barricada cuando la policía llegó al lugar.

"No hubo ningún enfrentamiento y la policía corrió y disparó directamente", declaró Yip.

Un video muestra a un hombre tirado en un charco de sangre con los ojos abiertos. La policía también derribó a una mujer en una calle llena de escombros y la roció con pimienta en la cara mientras los manifestantes arrojaban cajas de plástico a los agentes.

Más tarde, la policía disparó gas lacrimógeno en la misma zona. Los manifestantes y los vecinos formaron una barricada de cajas de poliestireno en torno a una mancha de sangre junto a un cruce peatonal después de que los equipos forenses de la policía abandonaran la escena.

"Cuando llegué, la carretera estaba bloqueada y la gente gritaba a la policía, llamándolos asesinos", dijo un hombre de 24 años, uno de los varios oficinistas reunidos allí, que sólo facilitó su apellido, Wing.

Otro video que circula por internet también muestra a un hombre lanzando gasolina sobre otro y prendiéndole fuego, aparentemente afuera del Ma On Shan Plaza. Aunque estaba envuelto en llamas, el hombre de todas formas pudo sacarse la camiseta y eludir el fuego. La policía dijo que las imágenes eran reales y que la víctima se encontraba en condición crítica.

Los disturbios también se extendieron a Mong Kok, una de las zonas más densamente pobladas del planeta, en la península de Kowloon, escenario de frecuentes enfrentamientos callejeros.

La policía no hizo comentarios inmediatos sobre el tiroteo. Comenzaron a utilizar munición real como medida disuasoria en agosto, y hasta ahora habían disparado a un manifestante de 18 años y a un joven de 14, que han sobrevivido.

(Reportes de Kate Lamb, Jessie Pang, Clare Jim, Sarah Wu, Donny Kwok, James Pomfret, Twinnie Siu, Anne Marie Roantree y Josh Smith; escrito por Nick Macfie. Editado en español por Marion Giraldo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes