Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto del exdictador panameño Manuel Noriega entregada por el Ministerio de Gobierno y Justicia de Panamá a Reuters. 14 de diciembre de 2011. Noriega, de 82 años, dejó el sábado la cárcel donde se encontraba para recibir tratamientos médicos previos y luego ser operado de un tumor cerebral el 15 de febrero, informó su abogado defensor, Ezra Angel. REUTERS/Ministerio de Gobierno y Justicia de Panamá/ATENCIÓN EDITORES - SOLO PARA USO EDITORIAL. NO ESTÁ A LA VENTA Y NO SE PUEDE USAR EN CAMPAÑAS PUBLICITARIAS. ESTA IMAGEN HA SIDO ENTREGADA POR UN TERCERO Y SE DISTRIBUYE EXÁCTAMENTE COMO LA RECIBIÓ REUTERS COMO UN SERVICIO A SUS CLIENTES.

(reuters_tickers)

CIUDAD DE PANAMÁ (Reuters) - El ex dictador panameño Manuel Noriega, de 82 años, dejó el sábado la cárcel donde se encontraba para recibir tratamientos médicos previos y luego ser operado de un tumor cerebral el 15 de febrero, informó su abogado defensor, Ezra Angel.

Noriega salió del centro penitenciario bajo fuerte custodia policial la noche del sábado rumbo al apartamento de una de sus hijas, ubicado en una exclusiva zona de ciudad de Panamá, según mostró la televisión local.

El ex dictador recibió una autorización para salir de prisión por tres meses.

Su salida se produjo varias horas después que autoridades judiciales aprobaran el arresto domiciliar para ser operado, dijo Angel.

Al concluir el periodo de tres meses, Noriega será sometido a una nueva evaluación judicial que determinará con base a los partes médicos si debe volver a prisión o continuar con la recuperación fuera del centro penitenciario El Renacer, ubicado a orillas del canal de Panamá, según explico más temprano la jueza Katerin Pitti y el abogado Ángel.

Noriega está en prisión en Panamá desde 2011, cuando fue extraditado desde Francia tras casi dos décadas de estar detenido en cárceles de Estados Unidos y en el país europeo por delitos como narcotráfico y lavado de dinero.

El ex militar, que gobernó de facto entre 1983 y 1989, purga tres condenas en Panamá por los homicidios de dos opositores y la llamada masacre de Albrook, que suman unos 60 años.

Esta es la primera vez en 26 años que Noriega es beneficiado por una medida de casa por cárcel desde que fue destituido y capturado por tropas estadounidenses tras la invasión a Panamá en 1989 que dejó miles de víctimas.

(Reporte de Elida Moreno, editado por Anahí Rama)

Reuters