Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Activistas rezan durante marcha en defensa de los derechos civiles en Washington, EEUU, January 14, 2017. Manifestantes que prometieron seguir luchando por la equidad y la justicia durante el nuevo Gobierno de Donald Trump en Estados Unidos marcharon el sábado en Washington, en el inicio de una semana de protestas de cara a la llegada del magnate republicano a la Casa Blanca el 20 de enero. REUTERS/Aaron P. Bernstein

(reuters_tickers)

Por Lacey Johnson

WASHINGTON (Reuters) - Manifestantes que prometieron seguir luchando por la equidad y la justicia durante el nuevo Gobierno de Donald Trump en Estados Unidos marcharon el sábado en Washington, en el inicio de una semana de protestas de cara a la llegada del magnate republicano a la Casa Blanca el 20 de enero.

Al grito de "sin justicia no hay paz", cientos de manifestantes liderados por el reverendo Al Sharpton marcharon por la Explanada Nacional hacia el mausoleo de Martin Luther King Jr., a unos 3 kilómetros del Capitolio, donde Trump jurará como el nuevo líder de la principal economía del mundo.

Algunos oradores criticaron al republicano antes de comenzar la marcha, alentando a los manifestantes a superar el frío del invierno boreal para mostrar su apoyo a los derechos civiles de las minorías, y a la ley de reforma del sistema de salud emblema de su antecesor Barack Obama, que Trump prometió derogar.

"Nos reunimos, no como personas con odio sino como personas con esperanza", dijo Charley Hames Jr., presidente de la sede en Oakland, California, del grupo de defensa de los derechos civiles liderado por Sharpton. "Creemos que esta marcha es la primera de muchas", agregó.

El empresario inmobiliario neoyorquino ganó el 8 de noviembre su primera campaña electoral, con promesas como construir un muro en la frontera con México y restringir la inmigración desde países musulmanes, además de perseguir a las empresas que trasladen empleos fuera de Estados Unidos.

Las polémicas declaraciones de Trump sobre los inmigrantes y las mujeres, y su promesa de revocar la ley que fue el sello de la política interna de Obama, generan enojo en muchas personas con ideas menos conservadoras, que planean protestar.

"Es un payaso", dijo el manifestante de Washington Ken Coopwood Jr., de 17 años, sobre el presidente electo.

La manifestación del sábado comenzó horas después de que Trump criticó al activista por los derechos civiles y legislador John Lewis, luego de que el representante demócrata por Georgia dijera que no consideraba al magnate un presidente legítimo.

Unos 30 grupos, en su mayoría opositores a Trump, obtuvieron permisos para protestar antes, durante y después de su juramento el viernes. El evento de mayor magnitud promete ser la Marcha de las Mujeres, que se realizará en Washington el día después de que Trump asuma.

La policía de Washington y el Servicio Secreto de Estados Unidos prevén disponer de unos 3.000 oficiales y otros 5.000 soldados de la Guardia Nacional para los eventos.

(Reporte de Ian Simpson; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Reuters