Reuters internacional

La primera ministra británica, Theresa May, habla al país ante la atenta mirada de su esposo tras las elecciones en Reino Unido, en la residencia oficial de Downing Street, en Londres. May consiguió el sábado un acuerdo para fortalecer a su Gobierno, pero parecía cada vez más aislada después de que una apuesta electoral fallida sumió a Reino Unido en una crisis días antes del inicio de las negociaciones para la salida del país de la Unión Europea. REUTERS/Hannah Mckay

(reuters_tickers)

Por Alistair Smout y Amanda Ferguson

LONDRES/BELFAST (Reuters) - La primera ministra británica, Theresa May, consiguió el sábado un acuerdo para fortalecer a su Gobierno, pero parecía cada vez más aislada después de que una apuesta electoral fallida sumió a Reino Unido en una crisis días antes del inicio de las negociaciones para la salida del país de la Unión Europea.

El Partido Conservador de May delineó un borrador de acuerdo con el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte para obtener respaldo en leyes clave. Fue un resultado humillante tras una elección en que May buscó fortalecerse antes del inicio de las negociaciones por el "Brexit".

El plan de May, que esperaba consolidar su poder aplastando al opositor Partido Laborista, que creía debilitado, fracasó estrepitosamente el jueves cuando los votantes quitaron a su Partido Conservador la mayoría parlamentaria.

Periódicos locales publicaron el sábado que el ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, y otros importantes miembros del Partido Conservador estaban considerando desafiar el liderazgo de May, pero posteriormente Johnson aseguró a través de Twitter que apoya a la primera ministra.

May convocó a elecciones anticipadas en abril, cuando sondeos de opinión sugerían que iba a obtener una amplia victoria.

Sus asesores Nick Timothy y Fiona Hill renunciaron el sábado tras críticas sostenidas dentro del partido por su manejo de la campaña. Gavin Barwell fue nombrado como nuevo jefe de Gabinete.

Es improbable que el cambio disipe significativamente la agitación dentro del partido. La mayor parte de los miembros del Gabinete de May han permanecido en silencio respecto a su futuro, lo que ha aumentado las especulaciones de que sus días como primera ministra están contados.

Un sondeo de YouGov publicado por el diario Sunday Times arrojó que un 48 por ciento de los consultados cree que May debería renunciar, mientras que un 38 por ciento cree que debería permanecer en el cargo.

El Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte, cuyos 10 escaños en el nuevo Parlamento dan a May el respaldo suficiente para lograr la aprobación de leyes, accedió en principio a un esquema de "confianza y suministro", dijo Downing Street.

Eso significa que respaldará a un Gobierno de minoría conservadora en votaciones clave en el Parlamento, pero sin un acuerdo formal de coalición. Una fuente cercana al partido afirmó que está buscando más financiamiento para su provincia y concesiones para exsoldados británicos a cambio del apoyo a May.

El Partido Conservador está profundamente dividido respecto a lo que quiere en las negociaciones del "Brexit" y el resultado electoral hace que las empresas aún no tengan idea de qué leyes de comercio pueden esperar para los próximos años.

El comisario de Presupuesto de la Unión Europea, Günther Oettinger, dijo que ahora podría ser posible discutir vínculos más estrechos entre Gran Bretaña y la Unión Europea a lo contemplado inicialmente por May, tras su apuesta electoral fallida.

"Por ejemplo, si Londres permaneciera en la unión aduanera, no tendría que renegociar todos los acuerdos comerciales", comentó al diario Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung.

La libra esterlina se depreció un 1,7 por ciento frente al dólar y un 1,4 por ciento frente al euro después del resultado de la elección.

(Escrito por William Schomberg y Kate Holton; reporte adicional de Alistair Smout, Costas Pitas, Kylie MacLellan y David Milliken en Londres y Andrea Shalal en Berlín. Traducido por la Redacción de Madrid/Mesa Santiago. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

Reuters

 Reuters internacional