Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra británica, Theresa May, vuelve a la residencia oficial de Downing Street junto a su marido Philip después de visitar el Palacio de Buckingham y pedir permiso a la reina Isabel para formar un Gobierno de minoría, en Londres, el 9 de junio de 2017. May buscaba el domingo un acuerdo con un pequeño partido de Irlanda del Norte que necesita para mantenerse en el poder tras una apuesta electoral fallida que destruyó su autoridad días antes del inicio de las negociaciones del "Brexit". REUTERS/Eddie Keogh

(reuters_tickers)

Por Kylie MacLellan y Estelle Shirbon

LONDRES (Reuters) - La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, volvió a nombrar el domingo a buena parte de su gabinete, pero también sumó a un rival de su partido con la intención de unir a los conservadores después que un mal resultado en la elección legislativa de esta semana minara su poder.

La líder de 60 años dijo que priorizó la experiencia en su partido al elegir a como ministro de Agricultura a Michael Gove, con quien tuvo muchos encontronazos cuando ella era ministra del Interior.

Tras perder la mayoría absoluta en el Parlamento en una elección que no estaba obligada a convocar, May necesita unión en su partido para obtener respaldo en las negociaciones para el Brexit y llegar a un acuerdo con un pequeño partido de Irlanda del Norte que le permita mantenerse en el poder.

"Lo que estoy haciendo es avanzar con el trabajo inmediato. Y creo que eso es lo importante, lo que la gente espera. El pueblo quiere ver un Gobierno que brinde certidumbre y estabilidad", sostuvo May.

La primera ministra formó su gabinete pese a que los conservadores solamente obtuvieron 318 escaños en la Cámara de los Comunes en las elecciones del jueves, ocho menos que lo necesarios para lograr la mayoría. Los laboristas, que son el principal partido opositor, logró 262 puestos.

El líder conservador Jeremy Corbyn dijo que sigue teniendo opciones de ser primer ministro pese a que su partido no es una opción para lograr una coalición mayoritaria. Corbyn sostuvo que podría tener que convocarse una nueva elección este año o a comienzos de 2018.

May confirmó a buena parte de los ministros de su gabinete previo, en un aparente cambio de planes respecto a la idea de separar de sus cargos a quienes no eran considerados leales.

La agitación política se da mientras Reino Unido se prepara para iniciar el 19 de junio las negociaciones sobre los términos de la salida de la Unión Europea, en conversaciones de una complejidad sin precedentes que deberían terminar a fines de marzo de 2019, cuando abandone el bloque.

La única esperanza de May para formar Gobierno es lograr el respaldo del Partido Unionista Democrático (DUP, por su sigla en inglés), que consiguió 10 escaños. La funcionaria busca un denominado acuerdo de confianza y suministro, en que el DUP respaldaría a los conservadores en votaciones clave pero no se uniría a una coalición formal.

El DUP no trabaja ni negocia en domingo por razones religiosas, pero funcionarios de ambas partes informaron que el lunes habrá una reunión, mientras que la líder de la organización Arlene Foster dijo a Sky News que se encontraría con May el martes.

(Reporte adicional de Conor Humphries en Dublín; escrito por Estelle Shirbon. Editado en español por Patricio Abusleme y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters