Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra británica, Theresa May, durante una presentación en Florencia, Italia. 22 de septiembre 2017. REUTERS/Maurizio Degl'Innocenti

(reuters_tickers)

Por William James y Isla Binnie

FLORENCIA, Italia (Reuters) - La primera ministra británica, Theresa May, pidió el viernes que Reino Unido siga en el mercado único de la Unión Europea (UE) durante la transición de unos dos años para salir del bloque, y al mismo tiempo ofreció concesiones para un acuerdo de divorcio y apeló a la reactivación de las negociaciones del Brexit.

En un discurso en una iglesia florentina del siglo XIV, May pasó gran parte de su intervención subrayando los valores similares que comparten los británicos y el resto de la UE.

La primera ministra británica agregó que si fracasan las complicadas negociaciones sobre la manera de deshacer 40 años de unión, los únicos beneficiados serán los que se oponen a la democracia, el liberalismo y el libre comercio.

No obstante, sus concesiones para un periodo de transición de dos años con las actuales cláusulas de membresía británica, hasta que se consume el Brexit en marzo de 2019, podrían ser insuficientes frente a lo que el bloque europeo dice que es necesario para que las negociaciones avancen.

La libra esterlina se debilitó cerca de medio penique ante el euro y tres cuartos de centavo frente al dólar durante su discurso, destacando la sensibilidad de las negociaciones para mercados y empresas, que temen que Reino Unido abandone la UE sin acuerdo.

"Aunque la salida de Reino Unido de la UE es inevitablemente un proceso difícil, a todos nos interesa que las negociaciones tengan éxito", comentó ante una audiencia de líderes empresariales y diplomáticos italianos. "Si fracasamos o nos dividimos, los únicos beneficiados serán los que rechazan nuestros valores y se oponen a nuestros intereses".

En su discurso en Florencia, May recurrió a la historia de una ciudad italiana que se enriqueció con el comercio y las finanzas durante el Renacimiento para subrayar su deseo de que Reino Unido se convierta pronto en un gran socio comercial de Europa cuando deje el bloque.

Sus palabras buscaban desbloquear la primera fase de negociaciones con la UE, estancada por una de las preguntas simbólicamente más importantes: ¿cuánto costará a Reino Unido, en moneda dura, poner fin a su membresía en la UE en marzo de 2019?

Desde que puso en marcha el proceso de divorcio, May ha dicho en repetidas ocasiones que Londres cumplirá con sus obligaciones, pero también está presionada por los partidarios del Brexit en el seno de su Partido Conservador para que reduzca la cuenta o, incluso, la lleve a cero.

(Reporte adicional de Elizabeth O'Leary, Kate Holton, Elizabeth Piper y Kylie MacLellan en Londres y Noah Barkin en Berlín; editado en español por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters