Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra británica, Theresa May, se enfrenta este jueves a los votantes en unas elecciones que convocó para reforzar su postura de cara a las negociaciones del Brexit, con su autoridad personal en juego después de una campaña en la que su ventaja se redujo en los sondeos de intención de voto. En la imagen, May durante un acto de campaña en Solihull, el 8 de junio de 2017. REUTERS/Ben Stansall/Pool

(reuters_tickers)

Por Estelle Shirbon y Michael Holden

LONDRES (Reuters) - El partido conservador de la primera ministra Theresa May no habría conseguido mantener su mayoría absoluta en el Parlamento, según una encuesta a boca de urna publicada el jueves, un resultado sorpresivo que podría provocar confusión política en el país y retrasar las conversaciones para el Brexit.

La encuesta a la salida de los locales de votación predijo que los conservadores ganarían 314 escaños y el Partido Laborista 266, lo que significa que no habría un claro vencedor o un Parlamento sin mayoría.

Según la BBC, hay 76 escaños en disputa donde el margen es tan estrecho que es difícil hacer una previsión.

Hasta que se conozcan los resultados finales, es difícil predecir si May tendrá una oportunidad de mantenerse como primera ministra o quién encabezará el próximo gobierno, que debe negociar el divorcio de Reino Unido y la Unión Europea.

Tras la publicación de los sondeos, la libra esterlina cayó frente al dólar a su menor nivel desde el 18 de abril, el día en que se convocaron las elecciones anticipadas.

Según encuestas previas, May contaba con una ventaja de 20 puntos porcentuales y más aun cuando convocó las elecciones hace siete semanas. La diferencia fue estrechándose a medida que la campaña avanzó.

"Si el sondeo es verdad, esto es completamente catastrófico para los conservadores y para Theresa May", dijo a ITV George Osborne, ministro de finanzas del partido desde 2010 y hasta 2016, cuando fue despedido por May.

Un punto muerto podría retrasar las negociaciones con los 27 países de la Unión Europea para la salida de Gran Bretaña del bloque, prevista para marzo de 2019.

Si la formación de Gobierno se demora se podría postergar además el inicio de las conversaciones sobre el Brexit, previsto para el 19 de junio, y reducir el margen para la negociación.

Los centros electorales cerraron a las 2100 GMT tras una jornada en la que se vieron fuertes medidas de seguridad en todo el país. May sonrió pero no habló con los medios tras votar en la localidad de Sonning, en las orillas del río Támesis.

Por su parte, el laborista Jeremy Corbyn sonrió ampliamente y mostró los pulgares hacia arriba a los periodistas mientras votaba en Islington, al norte de Londres.

(Reporte adicional de Georginha Prodhan. Editado en español por Javier Leira y Javier López de Lérida)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters