Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen de archivo bloques de viviendas públicas y privadas se ven en Hong Kong, China el 6 de octubre de 2016. REUTERS/Bobby Yip - RC12B1DEFB00

(reuters_tickers)

PEKÍN (Reuters) - El mercado inmobiliario de China se ha convertido en una fuente importante de riesgo financiero y Pekín no puede fiarse por completo de los ajustes de política monetaria para resolver los problemas "graves" causados ​​por el sector, dijo el viernes un funcionario del banco central.

    Xu Zhong, jefe del departamento de análisis del Banco Popular de China, escribió en una publicación del banco central que debería haber un impuesto a la vivienda para los propietarios a nivel nacional como una fórmula para tratar de controlar los precios.

    Los propietarios de viviendas en China no pagan un impuesto recurrente, que técnicamente tienen en concepto de alquiler por hasta 70 años, a excepción de un número muy pequeño de casos en Shanghai y Chongqing, donde se han introducido ensayos para este tipo de tributos.

    Xu también dijo que las autoridades deben mantener controles estrictos sobre los mercados inmobiliarios en las ciudades de primer y segundo nivel, donde se han producido los aumentos de precios más elevados.

    Sus sugerencias se centraron en la necesidad de desarrollar un mecanismo a largo plazo que contribuya a una evolución saludable del mercado inmobiliario de China, que ha estado sujeto a varios ciclos de sobrecalentamiento y estrictas restricciones regulatorias durante la última década.

    Los precios de las viviendas nuevas en las principales ciudades subieron un 9,7 por ciento interanual en julio, mientras que el crecimiento de la inversión se frenó a un 4,8 por ciento, dijo la oficina de estadísticas.

"El sector inmobiliario tiene serios problemas como el acaparamiento de la inversión (frente a otras áreas), que impide la transformación y el desarrollo saludable de la economía, y es también una fuente importante de riesgos financieros", escribió Xu.

    El directivo achacó la burbuja inmobiliaria a la laxa supervisión del mercado financiero y la práctica de los gobiernos locales de elevar los precios en las subastas de terrenos, lo que limita la oferta, y dijo que el gobierno debe abandonar la práctica de usar las políticas de propiedad para influir en el desarrollo económico.

(Reporte de Stella Qiu y Elias Glenn. Editado en español por Marion Giraldo y Tomás Cobos)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters