Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, asiste a una conferencia de prensa en Tokio, Japón. 16 de junio 2017. Los funcionarios del Banco de Japón concordaron en que el monto de compras de deuda gubernamental fluctuará bajo el programa de alivio cuantitativo, pero no creen que tales cambios representen un problema para su guía de operaciones de mercado, mostraron el miércoles las minutas de su reunión del 26 y 27 de abril. REUTERS/Toru Hanai

(reuters_tickers)

Por Stanley White

TOKIO (Reuters) - Los funcionarios del Banco de Japón concordaron en que el monto de compras de deuda gubernamental fluctuará bajo el programa de alivio cuantitativo, pero no creen que tales cambios representen un problema para su guía de operaciones de mercado, mostraron el miércoles las minutas de su reunión del 26 y 27 de abril.

Los funcionarios del Banco de Japón (BoJ, por su sigla en inglés) también se mostraron más optimistas sobre las exportaciones y la producción industrial, pero siguen cautos sobre las expectativas inflacionarias.

Las minutas confirmaron que el banco central tiene más confianza en la economía y está más cómodo con ralentizar temporalmente el ritmo de compras de deuda, pero los funcionarios también reconocieron que la meta de inflación de un 2 por ciento del BoJ sigue siendo lejana.

"Los miembros reafirmaron su opinión de que las compras de deuda fluctuarán dentro de un rango dependiendo de las condiciones del mercado y acordaron que esto no representa un problema para la guía de operaciones de mercado del BoJ", mostraron las minutas.

El BoJ mantuvo su política monetaria estable en la reunión y ofreció su evaluación más optimista de la economía en nueve años. El banco central también recortó sus estimaciones de precios debido a que las expectativas inflacionarias se han debilitado.

El BoJ también mantuvo su promesa flexible de comprar bonos del Gobierno para que sus tenencias de deuda aumenten a un ritmo anual de 80 billones de yenes (719.000 millones de dólares), contrario a las especulaciones del mercado respecto a que eliminaría esa guía.

El BoJ ha reducido el ritmo de compra de bonos soberanos en los últimos meses, lo que si se mantiene llevaría a un aumento anual de sólo 60 billones de yenes.

No obstante, el gobernador del BoJ, Haruhiko Kuroda, ha dejado en claro que este no es un intento por retirar el programa de alivio cuantitativo del banco central.

En su siguiente reunión del 15 y 16 de junio, el BoJ mejoró su evaluación del consumo, pero descartó un final anticipado de su programa de alivio cuantitativo.

(Reporte de Stanley White. Editado en Español por Ricardo Figueroa y Carlos Aliaga)

Reuters