Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo. El presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, gesticula junto al vicepresidente, Oriol Junqueras, durante un debate en el Parlamento regional catalán en Barcelona, España, el 7 de septiembre de 2017.REUTERS/Albert Gea

(reuters_tickers)

MADRID (Reuters) - Miles de personas se manifestaron el jueves en Barcelona frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para pedir la liberación de los detenidos en una operación relacionada con el referendo de independencia convocado para el 1 de octubre.

En un ambiente pacífico y animados por grupos civiles que respaldan la independencia, los participantes de la protesta coreaban consignas como "libertad a los detenidos", "independencia" y "votaremos", según un periodista de Reuters.

La concentración se produce luego de que miles de ciudadanos pasaron la noche ante la Consejería de Economía del gobierno catalán, donde el miércoles la policía nacional llevó a cabo allanamientos y detuvo a varios funcionarios de la rica región española.

El choque institucional entre los gobiernos de Cataluña y España a causa de la consulta se ha trasladado en los últimos días a las calles, donde se ha apoyado de forma espontánea y mayoritariamente pacífica a las autoridades regionales, que insisten en consultar a los catalanes sobre su relación con España pese a la oposición de Madrid.

"Igual que ayer pasamos 12 horas en la calle, ahora nos quedaremos hasta cuando haga falta. El 1-O (1 de octubre) también, todo el día en la calle para que se nos escuche", dijo Laura Aparicio, una estudiante de 26 años que asistió a la manifestación con una amiga.

Aunque los detenidos no se encuentran en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, los manifestantes pidieron a sus puertas, de forma simbólica, su liberación, portando banderas catalanas independentistas junto a políticos de diferentes sectores. Algunos medios de comunicación, citando a la policía, informaron que más de 20.000 personas asistieron a la manifestación.

Los manifestantes también se vieron alentados por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que llamó a salir a las calles de Barcelona, Cataluña y todo el país ante la posición del Estado español con respecto al referendo, que fue paralizado por el Tribunal Constitucional este mes.

Pese a las acciones judiciales, el vicepresidente del gobierno catalán, Oriol Junqueras, dijo que su Gobierno seguía comprometido a realizar la consulta, aunque admitió que ésta se había visto alterada tras la incautación, entre otras cosas, de casi 10 millones de papeletas y documentación censal.

Por su parte, el ministro portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, resto importancia a las manifestaciones.

"En las manifestaciones se ve a la gente que va, pero no se ve a la que no va, que es mucha más, la gente que está en casa a la que todo esto no le gusta nada, la gente normal que está acostumbrada a respetar la ley todos los días en su vida", dijo Méndez de Vigo en una entrevista con la radio Onda Cero.

(Reporte de Sam Edwards en Barcelona y Alba Asenjo en Madrid. Editado por Rodrigo Charme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters