Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen de archivo, el secretario de Salud de Reino Unido, Jeremy Hunt, llega a una reunión de gabinete en el 10 de Downing Street en Londres. Dos ministros británicos criticaron el sábado a los líderes de la Unión Europea, que en privado habían expresado dudas sobre el nombramiento de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea, pero votaron por él en una cumbre en Bruselas. Uno de ellos los llamó cobarde por la decisión. 4 de marzo de 2014. REUTERS/Olivia Harris

(reuters_tickers)

LONDRES (Reuters) - Dos ministros británicos criticaron el sábado a los líderes de la Unión Europea, que en privado habían expresado dudas sobre el nombramiento de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea, pero votaron por él en una cumbre en Bruselas. Uno de ellos los llamó cobarde por la decisión.

Veintiséis dirigentes de la Unión Europea dieron su apoyo a la candidatura de Juncker, a la que sólo se opusieron el primer ministro británico David Cameron y su par húngaro Viktor Oban.

La oposición británica a Juncker se centraba en los temores a que el ex primer ministro de Luxemburgo y veterano negociador en las cumbres europeas careciera de la voluntad para reestructurar la UE.

Cameron, que en su propio Partido Conservador tiene miembros a favor de salir de la UE, ha prometido a los británicos la celebración de un referéndum sobre la salida del bloque para 2017 si es reelegido el año que viene.

El secretario de Salud, Jeremy Hunt, tachó el sábado de cobardes a los jefes de Gobierno, que en privado mostraban reservas sobre la designación de Juncker, pero que al final le dieron su apoyo para dirigir el órgano que propone y aplica las regulaciones de la UE.

"Como resultado de la cobardía mostrada ayer (viernes) por otros líderes que no estaban dispuestos a decir en público las cosas que decían en privado, van a tener un trabajo mucho más duro a la hora de convencer a los británicos de que se pueden fiar de Europa en lo relacionado con una auténtica agenda de reformas", dijo Hunt a Sky News.

Los conservadores británicos, que gobiernan el país, se enfrentan a una gran presión por parte de sus electores euroescépticos, muchos de los cuales han dado su apoyo al partido antieuropeo UKIP, que fue el más votado en las elecciones europeas de mayo, dejando a la formación de Cameron en tercer lugar.

El ministro de Defensa, Philip Hammond, también criticó a los que según él habían dicho al Gobierno británico que compartían las preocupaciones por la dirección del bloque de 28 países.

"Lo deseable sería que la gente se expresase públicamente", dijo a Sky. "(Estoy) muy decepcionando con todos los que indicaron que compartían nuestras preocupaciones por el camino que ha tomado Europa y no alzaron su voz para se tuviera en cuenta su opinión".

(Información de Costas Pitas; Traducido por Tomás Cobos; Editado en español por Javier López de Lérida)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters