Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Monedas chilenas de 100 pesos se ven en esta ilustración el 16 de agosto de 2016. REUTERS / Rodrigo Garrido / Ilustración

(reuters_tickers)

Por Bruno Federowski

SAO PAULO (Reuters) - La tranquilidad de los expertos en monedas con respecto a las elecciones brasileñas del 2018 comienza a disiparse a medida que va quedando más claro que la carga del ajuste del presupuesto del gobierno caerá sobre el sucesor del presidente Michel Temer.

El real de Brasil, probablemente se debilite más rápido y en una mayor magnitud de lo previsto anteriormente este año, de acuerdo con el último sondeo de Reuters entre estrategas cambiarios y economistas, recopilado del 4 al 6 de diciembre.

La moneda caería un 2 por ciento a 3,30 reales por dólar en seis meses, según la mediana de 42 estimaciones. Luego descendería un poco más, a 3,32 reales para fines de noviembre, un mes después de la votación, con lo que acumularía una depreciación de 2,6 por ciento desde el cierre del martes.

El sondeo de Reuters de noviembre había previsto que la moneda operaría plana en seis meses y bajaría 1,4 por ciento en 12 meses. "El riesgo político, que se incrementará en el comienzo del 2018, claramente es mayor de lo que el mercado había anticipado", dijo el economista jefe de Gradual Investimentos, André Perfeito.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien rechaza los esfuerzos de reformas de Temer, lidera los sondeos electorales, aunque podría quedar fuera de la contienda si una corte ratifica su condena por corrupción. El legislador derechista Jair Bolsonaro, segundo en las encuestas, ha hecho declaraciones erráticas sobre la política económica aunque recientemente tuvo aproximaciones a la comunidad de negocios.

A diferencia del último giro en la percepción sobre Brasil, la cautela de los pronosticadores de monedas acerca de las elecciones mexicanas de 2018 ha estado presente desde hace meses.

La incertidumbre se intensificó debido a las crecientes expectativas de que las conversaciones entre Estados Unidos, México y Canadá para reformular el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se extenderán al menos hasta fines del primer trimestre del próximo año, cerca de los comicios mexicanos de julio de 2018.

Sin embargo, el incremento acumulado de 400 puntos básicos en las tasas de interés de México desde fines de 2015 probablemente proteja al peso de cualquier pérdida fuerte, dijo Gustavo Rangel, economista de ING.

De hecho, el peso se fortalecería 0,4 por ciento en 12 meses a 18,7 por dólar, según la mediana de 21 estimaciones, menos que la previsión de un alza de 4,3 por ciento en la encuesta anterior, pero mejor que la mayoría de sus pares en América Latina.

(reporte de Bruno Federowski; reporte adicional de Miguel Ángel Gutiérrez en Ciudad de México, Hernán Nessi en Buenos Aires, Nelson Bocanegra en Bogotá, Úrsula Scollo en Lima y Felipe Iturrieta en Santiago; editado por Gabriel Burin)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters