Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un motociclista pasa frente a una casa de cambio de una sucursal del banco Mifel en Ciudad de México. REUTERS/Carlos Jasso

(reuters_tickers)

Por Marion Giraldo

SANTIAGO (Reuters) - Las monedas de Latinoamérica podrían sufrir de nuevo esta semana el impacto de las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego de la disputa con México que en los últimos días agitó al peso, mientras los mercados toman posiciones para el resultado de la próxima reunión de la Reserva Federal.

* El peso mexicano se apreció el viernes hasta anotar su mejor semana en casi un año y cerró en 20,91 unidades por dólar, luego que el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo una conversación telefónica con Trump que relajó en parte las tensiones entre ambos líderes.

* Pero analistas dicen que la riña diplomática podría continuar esta semana, por lo que el peso mexicano sigue en riesgo de volver a retroceder tras el breve repunte de la última sesión de la semana pasada.

* "Consideramos que esta situación de enfrentamiento entre los dos gobiernos mantendrá una elevada volatilidad en los próximos meses", dijo el español Banco Santander en un reporte.

* En Brasil, el real siguió fortaleciéndose hasta el umbral de 3,15 unidades por dólar, un máximo de casi tres meses, gracias a expectativas sobre la próxima decisión de la Fed y al ajuste de posiciones de empresas, pero operadores consideran que el nivel es difícil de superar y prevén un rango de entre 3,15 y 3,20 reales por dólar para los próximos días.

* El peso argentino se mantendría en torno a las 15,80 unidades por dólar, casi estable respecto al último cierre, en una plaza con pocas liquidaciones del segmento exportador. El mercado seguirá atento a medidas del Gobierno de Estados Unidos que podrían tener efectos en la economía global, según expertos.

* En Chile, operadores comentaron que el peso podría repuntar en las próximas sesiones, aunque no con mucha fuerza, tras haber cedido levemente el viernes a 650,70 unidades por dólar ante el alza de la divisa estadounidense. En la semana, la moneda chilena oscilaría en un rango acotado de 647 a 655 pesos, afirmaron.

* El banco central estadounidense se reúne el martes y miércoles para decidir sobre su política monetaria, después de que la semana pasada se publicaron datos débiles sobre la actividad económica del país que podrían retrasar la senda de alzas de tasas de interés de la Fed, un escenario favorable para varias monedas de la región.

(Reportes adicionales de Miguel Ángel Gutierrez en Ciudad de México, Claudia Violante en Sao Paulo, Walter Bianchi en Buenos Aires y Froilán Romero en Santiago de Chile)

Reuters