Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo. El presidente ruso, Vladimir Putin, habla durante una conferencia de prensa tras la cumbre del G20 en Hamburgo. 8 julio, 2017. REUTERS/Alexander Zemlianichenko/POOL

(reuters_tickers)

(Reuters) - Rusia advirtió el miércoles que las nuevas sanciones estadounidenses contra Moscú, aprobadas por la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, llevan el ya deteriorado vínculo bilateral a territorio desconocido, y dijo que estaba cerca de tomar sus propias medidas de represalia.

Rusia contestó después de que la Cámara de Representantes votó unánimemente a favor de imponer nuevas sanciones sobre Moscú y forzar al presidente Donald Trump a obtener el permiso de los legisladores para aliviar cualquier sanción contra Moscú.

Rusia inicialmente esperaba que Trump trabajara para reparar una relación que descendió a un punto bajo en la era posterior a la Guerra Fría, pero ha observado con frustración las denuncias de que Moscú interfirió con las elecciones presidenciales estadounidenses del año pasado.

Otro tema que terminó con las esperanzas de una distensión en la relación es la preocupación sobre los lazos de algunos allegados a Trump con Moscú. Rusia ha negado de plano las acusaciones de que interfirió en los comicios de Estados Unidos.

El miércoles, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, dijo a la agencia de noticias Interfax que el movimiento de las últimas sanciones estadounidenses no dejaba espacio para mejorar los lazos bilaterales en el futuro cercano.

"Esto ya está teniendo un impacto extremadamente negativo en el proceso de normalizar nuestras relaciones", dijo Ryabkov a Interfax. Las relaciones entre las dos naciones entran "en territorio desconocido, en un sentido político y diplomático", agregó.

Rusia ha advertido en reiteradas ocasiones a Estados Unidos que tomará represalias contra lo que ve como movimientos hostiles y Ryabkov dejó en claro que Moscú se estaba cansando de autolimitarse.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo este mes que en Rusia estaban operando demasiados espías estadounidenses bajo una cobertura diplomática y que podría expulsar a algunos de ellos como represalia por la expulsión que hizo Washington de 35 diplomáticos rusos el año pasado.

Ese aviso reflejó la creciente frustración en Moscú en torno al rechazo de la administración Trump a devolver dos complejos diplomáticos rusos que fueron incautados al mismo tiempo que los diplomáticos eran enviados a casa.

Muchos políticos rusos piensan que los opositores políticos de Trump y el Congreso tuvieron éxito para reducir a casi cero el margen de maniobra que tiene el presidente estadounidense con Rusia.

(reporte de Katya Golubkova y Dmitry Solovyov)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters