Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Por Alex Dobuzinskis

(Reuters) - Maryam Mirzakhani, la primera y única mujer que recibió el equivalente al Premio Nobel en matemáticas, murió el sábado a los 40 años aquejada de cáncer, dijeron funcionarios en la Universidad de Stanford, en California, donde dictaba cátedra.

El deceso de Mirzakhani, nacida en Teherán y especializada en matemáticas teóricas, tuvo lugar tres años después de que recibió la Medalla Fields en un evento en Seúl.

El premio es entregado cada cuatro años para honrar a matemáticos menores de 40 años que realizan grandes contribuciones. En 2014, cuando tenía 37 años, Mirzakhani se convirtió en la primera mujer en ganar el premio por su trabajo en el entendimiento de la simetría de superficies curvas, dijeron funcionarios de Stanford hace tres años.

En ese entonces, Mirzakhani afirmó que cuando era joven soñaba con convertirse en escritora, pero luego se interesó por los problemas matemáticos. "Es divertido; es como resolver un rompecabezas o conectar las pistas en un caso detectivesco", comentó en 2014.

Maryam creció en Irán, donde asistió a una escuela secundaria sólo de niñas y fue reconocida en su adolescencia en las Olimpíadas Internacionales de Matemática en 1994 y 1995.

Posteriormente se graduó de la Universidad Sharif, en Teherán, y luego fue a la Universidad de Harvard en Massachusetts, donde obtuvo su doctorado en matemáticas. Mirzakhani se unió a la facultad de Stanford, en la zona de la Bahía de San Francisco, en 2008.

En los últimos años, trabajó con Alex Eskin de la Universidad de Chicago para investigar la trayectoria de una bola de billar mientras rebota en una tabla poligonal. Las complejidades del movimiento de la bola han sorprendido a los físicos desde hace años.

A la matemática la sobreviven su esposo, Jan Vondrák, y su hija Anahita. Un portavoz de Stanford dijo que no tenía información respecto a dónde falleció Mirzakhani.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters